Despliega el menú
Salud
Suscríbete

Heraldo Saludable

Exigen más regulación para favorecer la alimentación saludable

Los ingresos, el aumento de la población o el clima pueden también pueden influir en la alimentación, advierten los expertos.

Los expertos piden que se promueva el consumo de alimentos frescos
Los expertos piden que se promueva el consumo de alimentos frescos

Las empresas alimentarias, que cumplen un papel importante en la dieta de las personas, deben estar sujetas a una mayor regulación y acceder a incentivos que promuevan una alimentación saludable, según un informe.

El Panel global sobre agricultura y sistemas alimentarios para la nutrición, formado por expertos internacionales independientes, presentó hoy en Roma un documento en el que pide a los poderes públicos entender mejor cómo funciona el sector privado para poder cambiar los sistemas alimentarios.

El especialista Patrick Webb subrayó que "los sistemas alimentarios son sistemas de empresas" que engloban multitud de tareas como la producción, el transporte o la publicidad relacionada con los alimentos y que influyen en la demanda de los consumidores.

"Hay que empezar a entender qué incentivos influyen en esos sistemas y usar más datos para determinar las políticas y promover las inversiones", dijo Webb. El asesor consideró que actualmente "la mayoría de las empresas alimentarias" está autorregulada y poco supervisada y no ofrece muchos datos de su funcionamiento, a pesar de la responsabilidad que tienen en la configuración de las dietas.

Como ejemplo, explicó que el sector privado ha sido capaz de preservar los nutrientes con el procesamiento de alimentos, dar más nutrientes con el desarrollo de nuevos productos y optimizar su composición.

En el mundo se calcula que 815 millones de personas pasan hambre, mientras que otros 2.000 millones sufren malnutrición, tanto por exceso como por carencia de nutrientes.

La obesidad ya no es solo un problema de los países ricos, sino que afecta a nivel global, debido sobre todo a la falta de calidad de los alimentos, entre otras cosas por el cambio de las dietas tradicionales al consumo de productos ultraprocesados en los Estados de ingresos bajos y medios.

Webb apuntó que se han creado asociaciones, proyectos de cooperación y alianzas entre distintas organizaciones para promover alimentos frescos y sanos en distintas partes del mundo en desarrollo, pero se necesitan acciones a una mayor escala.

Por eso, animó a involucrar más a todos los actores, estimular la demanda a favor de dietas saludables, fomentar las inversiones en pequeñas y medianas empresas de alimentación, mejorar las infraestructuras para lograr una mayor eficiencia y dar incentivos a partir de información sobre lo que funciona y puede impactar de forma positiva en la nutrición.

John Beddington, presidente del grupo de expertos, opinó que en el futuro el aumento de la población, la urbanización y los ingresos influirán en la forma de alimentarse, junto a otros factores como el clima y la limitación de los recursos naturales.

"La alimentación, la salud y el cambio climático están muy interrelacionados" y es hora de que los consumidores, vistos como ciudadanos del mundo, exijan a los gobiernos y las empresas del sistema alimentario asumir más responsabilidades, indicó otro de los miembros, Tom Arnold.

- Ir al suplemento de salud

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión