Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

Los profesionales piden aumentar la atención a crónicos tras años sin avances

Según explican esta atención deficiente acaba provocando impertinencias a los enfermos, cuidadores y especialistas.

Avanzar en esta materia permitiría convivir de forma más sencilla con la cronocidad
Avanzar en esta materia permitiría convivir de forma más sencilla con la cronocidad
Freepik

Aumentar el valor de la atención de los pacientes con enfermedades crónicas, tras diez años con un sistema que no ha avanzado en esta materia y que acaba provocando "impertinencias" a los enfermos, cuidadores y profesionales, son algunos de los asuntos en los que inciden los profesionales de la salud. Así se ha puesto de manifiesto durante la presentación del X Congreso Nacional de Atención Sanitaria al Paciente Crónico y de la V Conferencia Nacional de Paciente Activo que hoy y mañana reúne en Zaragoza a unos 600 participantes entre sanitarios, pacientes y familiares.

"Convivir con la cronicidad" es el lema elegido para esta edición, para hacer hincapié en que el aspecto positivo es que los enfermos siguen viviendo "aunque sea con ese problema, gracias a los avances sanitarios", como ha resaltado el presidente del comité organizador, Jesús Díez. El objetivo ahora es "intentar" que las enfermedades permitan a estos pacientes "convivir con una mayor calidad de vida", sin embargo, según Díez, los cuidados "tal y como están organizados acaban siendo impertinentes para el paciente, el cuidador y los profesionales sanitarios". Para el enfermo por las distintas pruebas a las que se le somete por diferentes especialistas y para el médico, porque no acaba de conocer a su paciente, ya que cada vez que acude a una urgencia es tratado por un especialista diferente.

"Hay que intentar coordinarnos para evitar esta impertinencia" e implantar "una línea de seguimiento clara y con unos referentes que sean siempre los mismos", ha insistido Jesús Díez. La impresión para el presidente de la Sociedad Española de Médicos de Familia y Comunitaria (SemFyc), Salvador Tranche, es que "la administración no está haciendo nada, que la crisis no nos ha enseñado y estamos volviendo atrás" porque, a su juicio, "se trabaja a muy corto plazo", con la mirada puesta más en cuestiones de organización laboral que de impacto de salud. El hecho es que, según Tranche, "si se hiciera bien" se reducirían urgencias y mortalidad prematura porque se trata de pacientes "frágiles" con altos niveles de sufrimiento, que afectan a su calidad de vida y por eso "la toma compartida de decisiones con los pacientes es clave". En este sentido, ha subrayado la necesidad de que profesionales y pacientes tengan un médico coordinador definido, es decir, de medicina interna, y ha advertido asimismo de que sea siempre el mismo médico de familia el que atiende a este enfermo "reduce el 6 % los ingresos hospitalarios". "El Ministerio tiene que asumir un liderazgo que no está asumiendo", ha apuntado el presidente de la SEMI, quien también ha reclamado "consejeros valientes y gestores decididos para transformar esta realidad", y que se logra, ha dicho, "asignando presupuestos".

Desde la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), su presidente, Antonio Zapatero, el problema es que en España "tenemos 17 pequeños ministerios de Sanidad". "Me gustaría que realmente se lo creyeran. No puede ser que la atención primaria esté en muchos sitios de España como está", ha lamentado Zapatero, para quien "lo que se está haciendo no vale". Según Zapatero, no hay que crear más especialidades porque "ya bastante liado está el asunto", sino que lo que hay que hacer es "apostar por lo que al paciente le hace falta", porque tal como está concebido en la actualidad es un sistema "agotador para el paciente y la familia" y por eso, al igual que sus compañeros, ha insistido en que es el médico de atención primaria y el especialista en medicina interna el que debe centrar esta prestación.

Es por el sufrimiento con el que conviven muchos de los pacientes, muchos de ellos con varias enfermedades y con edad avanzada, por lo que en esta edición del Congreso se ha querido centrar la atención en este colectivo, que va a contar con presencia en cada una de las mesas redondas que se van a celebrar durante estos dos días. Con este fin también se han organizado una serie de talleres, que se van a celebrar en el Hospital Miguel Servet, que tienen como objetivo dotar a los pacientes de herramientas para "mindfulness" o "atención plena", para evitar que recurran a las "pseudoterapias" o para la prevención de las caídas, según ha informado la presidenta del comité científico, Cruz Bartolomé.

Dirigido a sanitarios, pero también con presencia de pacientes, se han organizado distintas mesas redondas y talleres en los que se van a tratar las nuevas formas de comunicación como el teatro, con la participación del actor Felipe García Vélez, en torno a la detección de la desnutrición, las vías subcutáneas, para el manejo de la incertidumbre, las enfermedades raras o la dermatitis atópica, entre otras. En Aragón, debido al envejecimiento, el 50 % de la población presenta enfermedades crónicas, un 8 % por encima de la media, según ha expuesto Jesús Díez, quien ha informado además de que, en general, el 80 % de las consultas, el 65 % de los ingresos hospitalarios y el 85 % de los pacientes hospitalizados tienen enfermedades crónicas.

- Ir al suplemento de salud

Etiquetas
Comentarios