Salud
Suscríbete por 1€

Heraldo Saludable

Reclaman una unidad para enfermedades autoinmunes en el hospital Obispo Polanco

Los afectados denuncian que los centros sanitarios de Zaragoza y Huesca sí cuentan con un servicio específico.

El área de Citaciones del hospital Obispo Polanco de Teruel registra a diario una gran actividad.
Imagen de archivo del área de citaciones del hospital Obispo Polanco de Teruel.
Antonio garcía

La asociación turolense de enfermos de lupus reclama que el hospital general Obispo Polanco de Teruel cuente con una unidad específica para el tratamiento de las patologías autoinmunes sistémicas, de la misma forma que dos centros hospitalarios de Zaragoza –el Miguel Servet y el Clínico Universitario– y uno de Huesca –el San Jorge– disponen de esta prestación, ya desde hace años.

La portavoz de la organización, María José Arnáu, denuncia que "ante la deficiencia sanitaria" que existe en la provincia de Teruel, "los afectados, hartos de la situación, optan por recurrir a la medicina privada en Valencia o Barcelona, gastándose un pastón". "Quien tiene dinero, muy bien, pero quien no, necesita una solución", añade.

En una nota hecha pública ayer, la asociación reivindica que no haya diferencias asistenciales entre la población de las tres provincias aragonesas. "Ya sabemos que en Teruel somos pocos y todo resulta más caro, pero las personas afectadas por enfermedades autoinmunes sistémicas deberíamos recibir el mismo trato que las oscenses o zaragozanas", señala.

Arnáu destaca que no existe siquiera un protocolo de asistencia para este tipo de pacientes en el servicio de Urgencias, al que la enfermedad les obliga a acudir con cierta frecuencia. El resultado es que los afectados por estas patologías crónicas tienen que pasar por la consulta inicial de triaje y contar su historia médica desde cero a todos los profesionales sanitarios que sea preciso cada vez que acuden a Urgencias por un problema, un recorrido que califican de "calvario".

Además de Lupus, se incluyen como enfermedades autoinmunes sistémicas la esclerosis múltiple, la artritis reumatoide, el síndrome de Sjögren, la espondilitis anquilosante así como patologías crónicas musculotendinosas, la osteoartritis, la fibromialgia y algunas dolencias vinculadas a la glándula tiroidea. La agrupación considera que el protocolo de urgencias debería hacerse extensivo también al cáncer y al glaucoma.

El Departamento de Sanidad del Gobierno aragonés no tiene en proyecto la puesta en marcha de una unidad específica para el tratamiento de las enfermedades autoinmunes en el hospital Obispo Polanco de Teruel. Fuentes de este organismo subrayaron ayer que, "independientemente de que exista una unidad o no, el tratamiento para estos pacientes es el mismo en un sitio o en otro, pues siempre están en manos de un médico internista".

Las mismas fuentes oficiales destacaron que no solo quienes padecen patologías autoinmunes deben cumplir todo el proceso establecido al llegar al Servicio de Urgencias, sino que también deben hacerlo el resto de los enfermos. Agregaron que no por carecer de una unidad específica en el Obispo Polanco los enfermos están dejando de ser atendidos.

Para la asociación turolense de enfermos de lupus, las ventajas de una unidad asistencial residen en que la atención y seguimiento del paciente se organiza en base a circuitos y procedimientos con profesionales que mantienen una preparación más completa en el diagnóstico y el tratamiento. Además de aglutinar a los pacientes y ser referencia en el manejo y control de estos, los facultativos coordinan las acciones con otras especialidades y establecen líneas y proyectos de investigación. De hecho, los pacientes turolenses reclaman una mayor interrelación entre los distintos especialistas por los que son atendidos de sus síntomas con el fin de simplificar los trámites.

- Ir al suplemento de salud

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión