Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

Cinco hábitos que tú también haces mal en el baño

Un espacio privado donde, sin embargo, la mayoría de personas cometen los mismos errores que afectan a la salud.

A pesar de las campañas, dejar el grifo abierto todavía es un error muy común.
A pesar de las campañas, dejar el grifo abierto todavía es un error muy común.
Freepik

Cada persona tiene su propia rutina en el cuarto de baño, un espacio privado donde, sin embargo, muchos siguen las mismas costumbres. Algunas de estas prácticas resultan nocivas para el medio ambiente e, incluso, para la salud. Para que solo haya que preocuparse por afinar correctamente para cantar en la ducha, acción muy beneficiosa para la salud, evita estos hábitos en el baño.

Utilizar el teléfono móvil en el baño: las revistas, los cómics y, si no quedaba otro remedio, los componentes del champú, han dejado paso al teléfono móvil, que se ha convertido en un inseparable para los momentos de lectura en el baño. Hay quienes incluso llaman a sus familiares y amigos mientras están sentados en la taza del váter. No es recomendable su uso en este cuarto de la casa porque los teléfonos absorben gérmenes y es en el baño donde suele haber gran cantidad.  No lavarse las manos de forma adecuada: está claro que aquella persona que no se lava las manos después de hacer sus necesidades deja sus gérmenes en el pomo de la puerta que luego usa el resto del mundo. Sin embargo, aquellos que se las lavan deben hacerlo de forma correcta: hay que mojarlas con agua, echar jabón y hacer espuma.  Dejar la tapa abierta al tirar de la cadena: es algo muy común que, sin embargo, tiene muchas consecuencias negativas. Es una manera fácil (y muy rápida) de llenar el baño de salpicaduras en las que se encuentran los gérmenes.  Colgar las toallas: son contadas las veces en las que las toallas de secado no están colgadas en un colgador. Este menaje puede ser un caldo de cultivo perfecto para las bacterias. La humedad y el exceso de jabón quedarán en la prenda y es el mejor hábitat para bacterias. Lo recomendable es extenderla sobre un toallero o radiador sin pliegues para que pueda secarse por completo  El clásico, dejar el grifo abierto al cepillarse los dientes: pese a todas las campañas, todavía sigue siendo un hábito muy extendido. El desperdicio de agua es la principal razón para dejar de hacerlo ya.  La ducha también es otro de los lugares donde más errores se cometen. Aunque no todos los hábitos afectan a la salud, muchos microbios se extienden por la casa por estas costumbres.

- Ir al suplemento de salud 

Etiquetas
Comentarios