Salud
Suscríbete

Heraldo Saludable

Las personas con Alzhéimer deben mantener la rutina en Navidad

Celebrar la fiesta en un entorno conocido, implicarles en tareas sencillas y vigilar las comidas y cenas son algunas claves para que estas personas también disfruten de las fiestas.

Un equipo de investigadores ha demostrado el papel de una bacteria en el desarrollo del alzhéimer.
Día mundial contra el Alzhéimer

Las personas con Alzhéimer deben mantener, también en Navidad, una rutina que las haga sentir seguras y confiadas para evitar cambios de humor o alteraciones emocionales, han asegurado desde la Fundación ACE.

Son días de celebraciones y cambios y es inevitable que ello afecte a todo el mundo, también a las personas con esta enfermedad. Por otro lado, es importante que durante estas fechas el cuidador principal debe poder descansar y aprovechar para recuperar fuerzas.

Estos enfermos pierden capacidades cognitivas, pero no emocionales, por lo que son capaces de disfrutar y sentir como cualquier otro. Por ello, han recordado desde la Fundación, es importante que se sientan queridos y respetados. Por ejemplo, se puede hacer regalos con vínculos emocionales, que les ayuden a recordar o estimulen su autonomía.

Es preferible que celebren estas fiestas en un entorno conocido donde se sientan relajados, si es posible, y si se trata de la casa de otra persona o de un restaurante, se ha de procurar que se sienta relajada.

También es buena idea hacerlos partícipes de la organización de las celebraciones, según la capacidad de cada uno, con trabajos sencillos como poner las servilletas en la mesa, lo que les hará sentir una pieza clave de la celebración.

No es necesario limitar los grupos, ya que la persona afectada de Alzhéimer también puede participar de estas fiestas. Se debe procurar que se vistan de manera adecuada al entorno, así como que acudan al barbero o la peluquería.

Puede que el enfermo no recuerde el nombre de personas a las que no ve habitualmente, ante esta situación bastará con no insistir en que se conocen, si no que presentarlos.

De igual manera, el exceso de estímulos durante la Navidad puede provocarles ansiedad. Para poder gestionar esta situación, lo más adecuado es separarlos físicamente del lugar donde estaban y hacer alguna actividad relajada.

Será igualmente importante vigilar la comida y la bebida, ya que a menudo las personas con Alzhéimer no detectan la sensación de estar llenos y continúan comiendo, lo que puede generar malestar posterior.

En el mismo sentido, se debe procurar mantener la regularidad en las deposiciones, ya que el cambio de rutina podría hacer que se olvidaran. Además, mantener un ambiente relajado, sin ruidos estridentes, es importante para estos pacientes, intentado intercalar espacios de descanso entre la comida y la cena.

- Ir al suplemento de salud

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión