Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

Las Urgencias del Royo se saturan de nuevo con 20 pacientes pendientes de ingreso

La DGA reconoce que puede haber "picos puntuales", pero no da datos de atenciones. Desde CSIF piden más "conciencia ciudadana" al hacer uso de este servicio y más centros de atención continuada (PAC) que permitan "desatascar" las Urgencias.

Las Urgencias del hospital Royo Villanova llevan días saturadas.
Las Urgencias del hospital Royo Villanova llevan días saturadas.
José Miguel Marco

Pacientes encamados y en sillas de ruedas por los pasillos, boxes llenos y toda una planta cerrada (la destinada en su día al ébola, que hasta marzo se usó para reducir la presión asistencial en las Urgencias del Hospital Royo Villanova). Esta es la situación que desde hace 10 días atraviesan pacientes y personal sanitario de este hospital de Zaragoza que en la mañana de este martes volvió a saturarse con 20 pacientes pendientes de ingreso.

"El servicio de Urgencias está fatal y va a seguir fatal. Las 18 camas que hay en observación están llenas y hay 19 pacientes pendientes de ingreso distribuidos por los pasillos y boxes porque no tienen hueco para pasar a observación. Se ha hablado con altos mandos y no quieren abrir esa planta cerrada que se abrió de forma puntual el año pasado a principios de noviembre con el prejuicio que eso supone para todos", relatan a HERALDO.es fuentes próximas al hospital.

La situación, lejos de ser algo "puntual", se ha convertido en una constante que se repite de año en año al llegar el frío y provocar un aumento de los procesos respiratorios y otras enfermedades como la gripe, propias de estas fechas. "Pasa todos los inviernos y sobre todo al mediodía es horroroso. Ahora llevamos 10 o 15 días con un pico alto de saturación con el prejuicio que supone para ambos, para el paciente por falta de intimidad, y para nosotros por el estrés que la situación conlleva. Quieres hacer las cosas bien, pero al final no das", confiesa el personal consultado, que reconoce que en ocasiones han llegado refuerzos, pero aún así -dicen- es complicado para la plantilla mantener este ritmo asistencial. "El problema persiste porque es un servicio de Urgencias muy pequeño y las demoras son frecuentes: se atiende en función de la gravedad y, depende del estado del paciente, pueden esperar hasta 6 y 8 horas. Hay gente que incluso se va y ha llegado a afrontar estas demoras", confiesan.

La solución, a su juicio, pasaría por abrir de momento una planta, como aseguran que se hizo el año pasado con la destinada a casos de ébola, que se utilizó para dar cabida desde principios del mes de noviembre a todos aquellos pacientes pendientes de ingreso que no tuvieran sitio en observación. "Ahora de los siete boxes que hay para atender a la gente dos se están usando para aquellos casos que no pueden ingresar metiendo a dos personas en cada uno como si fuese una habitación. El problema es que como no hay camas en las plantas del hospital y se dan las altas a las 12.00 (cuando se empiezan a asignar de nuevo), si a estas horas hay ya 20 pacientes pendientes de ingreso con los que vengan al mediodía y a la tarde que se suelen quedar un 30% hospitalizados la situación se complica aún más. En los días más caóticos solemos amanecer con 20 y 24 pacientes pendientes de ingreso", comenta estresado un trabajador.

Más conciencia ciudadana y puntos de atención continuada

Fuentes de Sanidad de Csif-Aragón apuntan por su parte que el problema, que se ha acentuado en la última semana, responde a una doble causa: la falta de concienciación de la ciudadanía al hacer uso de este servicio y la necesidad de abrir más puntos de atención continuada (PAC) que estén abiertos las 24 horas los siete días de la semana en el ámbito aragonés de la Atención Primaria. "Este es un problema que viene de lejos. La gente prefiere ir a Urgencias del hospital y esperar dos o tres horas a ir a las Urgencias del centro de salud y esperar una hora. Muchas de las patologías que aparecen por las Urgencias tendrían que ser atendidas por médicos de Primaria y para eso hacen falta puntos de atención continuada en Aragón con  profesionales que las atiendan", subraya el presidente de Csif Evangelino Navarro, quien ha reivindicado en más de una ocasión una "reestructuración efectiva" del sistema de atención primaria, donde también se registran demoras y "faltan médicos" para atender a la población.

Así, según ha podido saber Heraldo.es, la demora a la hora de pedir cita por estas fechas con el médico de cabecera es superior a una semana en algunos centros de salud de la capital aragonesa. "Nos faltan profesionales y hay incidencias. Si soy médico y me pongo malo no contratan a un sustituto y mis compañeros tienen que asumir las cartillas que faltan. Ya no es que se cojan fiesta, es que los profesionales sanitarios también caemos enfermos y como no se contrata son los propios compañeros los que tienen que asumir esa carga de trabajo", apostilla Navarro, quien reivindica sentarse a negociar con el Salud un sistema "efectivo" que impida que la gente acuda a las Urgencias del Royo o del Servet por un simple catarro.

Las Urgencias del Royo se saturan de nuevo con 20 pacientes pendientes de ingreso

"En estos momentos la primaria en Aragón necesita una reestructuración muy importante, tanto de efectivos como del sistema de atención, y eso es lo que pedimos desde hace tiempo. Hacen falta puntos de atención continuada (PAC) en Aragón y, además, profesionales que los atiendan. Tendríamos que abrir más centros y dotarlos de plantilla (médicos, enfermeros, auxiliares administrativos...), pero sería la única manera de que las Urgencias se desatascaran, porque hay que tener en cuenta que ni siquiera hemos llegado al pico de la gripe para que estén ya así", sentencian las mismas fuentes.

- Ir al suplemento de salud

Etiquetas
Comentarios