Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

¿Son beneficiosos los videojuegos para la salud?

A pesar de que un uso excesivo fomenta el aislamiento o el sedentarismo, su práctica moderada puede conllevar diversos beneficios para niños y adultos

Los juegos que precisen la superación de obstáculos pueden ayudar a los niños a dominar sus miedos y sobreponerse a ciertas adversidades
Los juegos que precisen la superación de obstáculos pueden ayudar a los niños a dominar sus miedos y sobreponerse a ciertas adversidades

La era digital domina casi todos los planos de la vida, y eso hace que tanto niños como adultos padezcan alguna de las consecuencias negativas que esto acarrea, como la adicción a determinados dispositivos electrónicos o a los videojuegos, que a su vez pueden conllevar problemas de conducta, menos habilidades sociales o sedentarismo, tal y como indican algunos estudios al respecto.

No obstante, existen otras investigaciones que inciden en los efectos positivos de los videojuegos para personas de todas las edades, siempre que no se practiquen en exceso. Algunos profesionales recomiendan jugar una media de dos horas semanales, sin llegar en ningún caso a sobrepasar las cinco. En el caso de los niños, los padres deben supervisar el tiempo que estos les dedican, fomentando un uso responsable y favoreciendo el uso de aquellos juegos que requieran una cierta habilidad con el fin de que se adquieran conocimientos con esta práctica.

Aquí van algunos de los beneficios que pueden causar los videojuegos:

Retrasan el envejecimiento: la utilización de los videojuegos que presentan diferentes retos o desafíos para el cerebro pueden hacer que se ralentice el envejecimiento de este órgano, asociado a su edad natural. Al hacerlo, el cerebro se ejercita, lo que ayuda a reducir su desgaste y otras enfermedades asociadas al envejecimiento. Mejoran las habilidades visiomotoras: un uso moderado de esta práctica también puede hacer que se desarrollen mejor las habilidades visiomotoras, necesarias para actividades tan importantes como la conducción. Pueden reducir el dolor: aquellos que se basan en la realidad virtual pueden paliar algunos síntomas como la ansiedad, en algunos casos. Esto se debe a que jugar libera endorfinas en el cerebro, un químico generalmente asociado con la felicidad y que contribuye a reducir la incomodidad. Ayuda a los niños a superarse: en el caso de los más pequeños, los juegos que precisen la superación de obstáculos pueden ayudarles a  dominar sus miedos y sobreponerse a ciertas adversidades. Esto se basa en que pueden reforzar la confianza en sí mismos, además de mejorar habilidades como la coordinación o la retención de conceptos.

Etiquetas
Comentarios