Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

Más del 30% de los antibióticos se consume sin receta

En 2050, las bacterias resistentes provocarán unas 10 millones de muertes anuales en todo el mundo.

Un grupo de medicamentos prescritos habitualmente para curar los catarros.
Sanidad crea una red para mejorar la seguridad en el uso de los medicamentos
Oliver Duch

La Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) ha alertado hoy de que un tercio de los antibióticos que se consumen no han sido prescritos por un médico, contribuyendo así al mal uso de estos fármacos y al aumento de las resistencias bacterianas.

Con motivo del Día Europeo del Uso Prudente de Antibióticos que se celebra el próximo sábado, la semFYC ha puesto en marcha una campaña que alerta sobre el uso inadecuado de estos medicamentos, que sirven únicamente para prevenir y tratar las infecciones producidas por bacterias.

Uno de los efectos adversos que pueden producir los antibióticos es favorecer y acelerar la aparición de resistencias bacterianas, que son mecanismos desarrollados por bacterias inicialmente sensibles a la acción de un antibiótico y que provocan que estos fármacos dejen de ser efectivos contra ellas.

Estas bacterias resistentes son las responsables de unas 2.800 muertes al año en España y, si siguen aumentando las infecciones producidas por bacterias resistentes, en 2050 se podría llegar a 10 millones de muertes anuales en todo el mundo, y 40.000 en España.

La semFYC ha lanzado una treintena de 'cápsulas' con mensajes que buscan concienciar a la población, pero también a los médicos, con mensajes como "No te sientas obligado a prescribir un antibiótico indicado por otro profesional si no estás de acuerdo" o "Es importante completar los tratamientos con antibióticos indicados por el médico y respetar las horas de toma aunque sea incómodo".

También la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) se ha mostrado preocupada por el aumento de resistencias bacterianas relacionadas con el mal uso de estos fármacos y ha advertido de que sin ellos no sería posible, por ejemplo, el tratamiento de tumores o la realización de trasplantes.

Además, enfermedades actualmente tratables en sociedades con acceso a antibióticos, como la neumonía, continuarían produciendo altas cifras de mortalidad, tal y como ha apuntado en un comunicado la coordinadora del Grupo de trabajo de Patología Infecciosa de la AEPap, Rosa Albañil.

En el caso de los menores, la doctora Albañil ha destacado que la mayoría de infecciones en los niños son de origen viral (no bacteriano) y, por tanto, "los antibióticos no son eficaces para su tratamiento".

Los antibióticos no curan los procesos virales

Las cifras de resistencias bacterianas están relacionadas con la cifra de consumo de antibióticos y España sigue siendo uno de los países europeos con mayor consumo de estos medicamentos y, en consecuencia, presenta unas altas cifras de resistencias bacterianas, ha recordado.

"La responsabilidad de racionalizar el consumo de antibióticos concierne a toda la sociedad y entre todos, autoridades, profesionales sanitarios y sociedad en general, debemos lograr un uso prudente de los mismos: aquel que permite obtener el mayor beneficio con el menor riesgo".

Por eso los pediatras recuerdan la importancia de su utilización para el tratamiento de enfermedades bacterianas, eligiendo el más adecuado y de menor espectro posible, con la dosis, pauta y duración del tratamiento adecuadas para controlar la infección sin aumentar el riesgo de efectos adversos.

Según datos del Eurobarómetro 2016, existe un alto porcentaje de españoles (superior a la media europea) que cree que los antibióticos son eficaces para tratar resfriados, gripe y contra procesos virales en general.

- Ir al suplemento de salud

Etiquetas
Comentarios