Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

Decenas de opositores de otras comunidades preparan alegaciones a la convocatoria de celadores de Aragón

El problema principal se encuentra en la baremación de unos cursos impartidos por sindicatos que se reconocen en todas las autonomías excepto en la aragonesa.

Oposiciones de celador
Oposiciones de celador
Toni Galán/A Photo Agency

Conseguir una plaza en la Administración Pública no es sencillo. Hay que tener años de experiencia, realizar un buen examen y contar con la formación suficiente para alcanzar la nota que te asegura un puesto vitalicio. Por ello, no es de extrañar que los opositores miren con lupa cada una de las convocatorias y que reclamen si tienen cualquier resquicio de duda. Estos días, los teléfonos de los sindicatos aragoneses y de diferentes puntos de España no han dejado de sonar en busca de una explicación: ¿Por qué los cursos realizados por los sindicatos o las organizaciones sin ánimo de lucro de fuera de Aragón no han puntuado en las oposiciones de celador celebradas a principios de año?

“El pasado viernes, el Gobierno de Aragón publicó el listado provisional de méritos y allí la mayoría de los que no somos de la Comunidad descubrimos que no nos habían puntuado casi ninguno de los cursos que habíamos presentado”, explica D. C. L., uno de los afectados, residente en Castilla y León. Como él, varias decenas de opositores de otras comunidades denuncian esta situación. “Estoy indignado porque en los sindicatos te cuentan que sus cursos valen para todas las comunidades y luego resulta que no; que en Aragón no se aceptan”, lamenta Juan, otro afectado de Andalucía. Esta no es la primera vez que vive una situación de este estilo: “En 2008, en Andalucía tampoco me contaron la mayoría de los cursos. Depende de la convocatoria y, por eso, intentamos realizarlos en varias administraciones para asegurarnos los puntos. También presentamos muchos más de los que nos exigen; pero en esta ocasión, de las 2.500 horas entregadas, no me han contado ninguna”.

El examen tiene una puntuación máxima de 100 puntos, la formación computa 25 y luego se contabilizan hasta 70 por la experiencia laboral. Para obtener este máximo de 25 puntos es necesario haber realizado unas 625 horas de cursos de formación. “He presentado más de 2.000 horas y solo me han reconocido 255”, se lamenta Luis desde Galicia. Asimismo, especifica que siempre presenta el doble o más de horas porque nunca se sabe qué te van a admitir: “Puede haber cursos parecidos, otros que cambie algo el temario; así que es mejor no arriesgarse”. Aún así no entiende que un curso que se oferta como válido para todas las oposiciones “no sea así” (en referencia a varios de los impartidos por CC. OO.): “Es publicidad engañosa”.

Desde el sindicato en Aragón reconocen que existe una “disfunción” que se lleva reclamando desde hace tiempo. “El Gobierno de Aragón no admite los cursos del personal de gestión y servicios (no sanitario) y no lo ha hecho nunca; por eso, siempre les pedimos que los incluyan. A partir de 2018, con la puesta en marcha del nuevo baremo ya se añadirán a la lista”, especifica Delia Lizana, secretaria general de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CC. OO. en Aragón. A pesar de ser un problema existente desde hace años, esta es la primera vez en la que los sindicatos han recibido tal volumen de quejas por parte de otras comunidades.

“Como cada año se tarda más tiempo en sacar oposiciones, hubo mucha gente que vino desde otros puntos del país. Esto ha provocado que haya un grupo importante de afectados”, subraya Lizana. A todos ellos les recomienda presentar reclamaciones; aunque puntualiza que, con la convocatoria en la mano, "está claro que estos cursos no se admiten".

Por su parte, los opositores afectados no tienen dudas: van a presentar las alegaciones oportunas. “Tenemos hasta el día 9 para llevar las reclamaciones y vamos a intentar que nos reconozcan los cursos por todos los medios posibles”, puntualiza Isabel, de Asturias. No obstante, asegura que, tras esta experiencia, ya no volverá presentarse a las oposiciones de otras comunidades: “Dedicas muchas horas a estudiar, a formarte, te desplazas, haces el examen, apruebas... Sin embargo, todo este esfuerzo no sirve para nada”.

Ella no es la única que tiene pensado reclamar: “En el grupo que hemos formado a través de las redes sociales estamos de acuerdo en ir todos a una. Presentaremos alegaciones para que nos vuelvan a baremar y seguiremos dando el resto de pasos que nos permite la ley. Hasta un recurso contencioso si es necesario”, subraya D. C. L. Una opinión que comparte M. V. M: “Ahora voy a compulsar todos los documentos para pedir la rebaremación. Si hace falta iré por lo penal, ya que no es justo que unos cursos no cuenten y que se hayan presentado méritos realizados meses después del cierre de la convocatoria”. No hay que olvidar que si el Gobierno de Aragón reconociera estos cursos, algunos de estos opositores podrían obtener una de las 338 plazas de celador que se sacaron a concurso-oposición.

Una oposición polémica

Más de 7.500 opositores se presentaron a finales de marzo al examen de celador. Una prueba que no estuvo exenta de polémica ya que entre las preguntas destacaban varias de índole económica que implicaban conocer la deuda financiera y la tasa de paro de la comunidad aragonesa. En aquel momento, los sindicatos criticaron varias de estas cuestiones ya que no tenían relación con el traslado de enfermos, documentos o el correcto funcionamiento de los edificios sanitarios.

Sin embargo, en esta ocasión afirman que los opositores que van a reclamar tienen pocas opciones de que su petición prospere. “Seguramente seamos una de las comunidades más restrictivas a la hora de reconocer los cursos, ya que tienen que 'estar al amparo de Acuerdos de Formación Continua en la Administración Pública'; pero esto no cambia la convocatoria, ya que se especifica claramente”, sostiene Evangelino Navarro, representante de Sanidad de CSIF Aragón.

Asimismo, recuerda que, desde que estas competencias fueron transferidas las comunidades autónomas, los procesos selectivos de Aragón siempre han recogido esta cuestión. “En Baleares te piden que hables catalán; en Cataluña que los cursos estén certificados por un instituto catalán de formación... En total hay 18 convocatorias distintas y cada una tiene sus peculiaridades”, recalca.

Etiquetas
Comentarios