Salud

Heraldo Saludable

¿En qué punto se encuentra la donación de Amancio Ortega?

El acelerador lineal y las máquinas de resonancia magnética son algunas de la adquisiciones que se retrasarán a 2018.

Un acelerador lineal para ofrecer el tratamiento de radioterapia.
Un acelerador lineal para ofrecer el tratamiento de radioterapia.
Heraldo

A finales de marzo, la Fundación Amancio Ortega anunciaba la ampliación de su donación a la sanidad pública. A partir de este año, en vez de ceder nuevos equipamientos solo a Galicia y Andalucía, todo el territorio español tendría una ayuda adicional. De este modo, se acordó que Aragón recibiera 10 millones de euros para mejorar sus equipamientos oncológicos. Más de medio año después, ya ha salido a licitación la mitad del presupuesto y,  según esplican fuentes del departamento de Sanidad del Gobierno de Aragónel resto se irá publicando en las próximas semanas para que pueda ponerse en funcionamiento en 2018. 

Entre las adquisiciones que se han realizado destacan aquellas destinadas al diagnóstico de cáncer de mama. No hay que olvidar que cada año se diagnostican 800 nuevos casos en la comunidad aragonesa y que en los últimos años esta cifra ha ido en aumento gracias, entre otros factores, a la detección precoz que permiten estos aparatos. Así lo explicaron recientemente la doctora Carmen García Mur, jefa de sección de Radiología Mamaria del Hospital Miguel Servet de Zaragoza, y la doctora Reyes Ibáñez, especialista en Oncología Radioterápica del mismo centro.

En julio se sacaron a licitación la mayor parte de los mamógrafos y de las estaciones de trabajo y este mes ya se ha realizado su adjudicación provisional; por lo que en poco tiempo estarán disponibles en sus nuevos destinos. En concreto, llegarán cuatro mamógrafos digitales directos, que se ubicarán en las unidades móviles de Huesca, Teruel y Zaragoza y en el Hospital Provincial de Huesca.

Asimismo, el centro médico Ramón y Cajal de Zaragoza recibirá un mamógrafo digital directo con tomosíntesis e imagen sintetizada y los hospitales de Alcañiz, Barbastro, Ernest Lluch de Calatayud, el Clínico de Zaragoza y el Provincial de la misma localidad contarán con cinco mamógrafos digitales directos con esterotaxia, tomosíntesis e imagen sintetizada. El precio final de todos estos aparatos asciende a 2,77 millones de euros.

La incorporación de estos diez mamógrafos redundará en un mejor diagnóstico del cáncer de mama al ser aparatos nuevos y tecnológicamente más avanzados y, además, "garantizará la equidad de la atención sanitaria para toda la población, al ser una inversión distribuida en todo el territorio", han señalado en varias ocasiones desde el Ejecutivo autonómico.

En las próximas semanas también se instalarán en los centros hospitalarios 77 estaciones de trabajo para el diagnóstico radiológico convencional y otras 12 de mamografías. El coste total de estas adquisiciones es de 915.966,37 euros. De este modo, en el ámbito del equipamiento mamográfico quedaría por comprar un mamógrafo intervencionista (que estaría ya en licitación), 16 ecógrafos de alta gama (que están pendientes de un informe técnico) y las actualizaciones de 5 mamógrafos de tomosíntesis e imagen sintetizada (que saldrán a licitación próximamente pero que no llegarán a los centros sanitarios hasta el año que viene).

Ampliación de sistemas

Durante estos meses también se ha licitado la ampliación de diversos sistemas informáticos del Salud. Todo ello tiene un presupuesto de 323.498 euros, aunque tras la adjudicación esta cifra podría reducirse, ya que el Gobierno de Aragón se decantará por la opción más económica y completa. La previsión del departamento de Sanidad es que estos dispositivos se pongan en funcionamiento a lo largo de los dos próximos meses.

El resto, en 2018

Con el dinero donado por Amancio Ortega, el Gobierno de Aragón también tiene previsto adquirir un acelerador lineal, que se ubicará en Zaragoza. Al mismo tiempo, se comprarán dos máquinas de resonancia magnética, que se instalarán en el centro médico de especialidades Inocencio Jiménez y en el Hospital Clínico de Zaragoza. Todo ello se empezará a licitar a lo largo de los próximos meses y se ejecutará a lo largo de 2018. Por su parte, la actualización del equipo de resonancia magnética del Miguel Servet está pendiente de la redacción de los pliegos técnicos.

- Ir al suplemento de salud.

Etiquetas
Comentarios