Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

Una de cada ocho mujeres padecerá un cáncer de mama a lo largo de su vida

En españa se diagnostican alrededor de 25.000 nuevos casos de cáncer de mama al año -800 de ellos, en Aragón-. Más de 1.200 especialistas compartirán estos días experiencias para seguir creciendo en una medicina personalizada para cada paciente, en el marco del III Congreso Español de la Mama.

Cada año se diagnostican en España 27.747 mujeres con cáncer de mama.
Este jueves, 19 de octubre, se celebra el Día mundial del Cáncer de Mama, la patología oncológica más frecuente entre las mujeres.

Una de cada ocho mujeres tendrán cáncer de mama a lo largo de su vida, una enfermedad de la que cada año se diagnostican alrededor de 25.000 nuevos casos en España -800 de ellos, en Aragón-, como recuerda, con motivo del Día Mundial contra el cáncer de mama, la doctora Carmen García Mur, jefa de la sección de Radiología Mamaria del Hospital Miguel Servet de Zaragoza y presidenta del comité científico del III Congreso Español de la Mama, que se celebra del 19 al 21 de octubre en Madrid.

Más de 1.200 especialistas implicados en la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de esta enfermedad compartirán estos días experiencias y proyectos de futuro para concienciar a la sociedad de la "importancia que tienen el diagnóstico precoz y la medicina personalizada a la hora de aumentar los índices de supervivencia y de mejorar la calidad de vida" de estas pacientes.

Según datos de la comunidad médica, el cáncer de mama es en la actualidad el tumor más frecuente en las mujeres occidentales y se diagnostican cada año cerca de 25.000 nuevos casos en España. "En estos años hemos asistido a un incremento en la tasa de incidencia de la enfermedad, en primer lugar, por la mejora en el diagnóstico, pero también por un aumento de casos en mujeres cada vez más jóvenes", indica la doctora Reyes Ibáñez, especialista en Oncología Radioterápica del Hospital Miguel Servet de Zaragoza. La sección de Radiología Mamaria de este centro hospitalario es la "puerta de entrada" a un servicio que brinda una medicina personalizada para cada paciente. Así pues, en lo que va de año, se han diagnosticado 350 cánceres de mama mediante biopsia. "El trabajar en proceso único el cáncer de mama nos permite acortar los tiempos, de manera que la paciente -desde que se diagnostica hasta que se opera- pasa el menor tiempo posible en el hospital, lo que reduce también la ansiedad asociada a este proceso", explica la doctora García Mur, quien precisa que, en la actualidad, en un plazo de 21 días las pacientes han sido diagnosticadas y tratadas del tumor en este centro hospitalario.

Otro avance a destacar en el ámbito de los tratamientos es el hecho de que cada vez más se realizan cirugías conservadoras que permiten a la mujer superar la enfermedad y conservar el pecho. "Como cada vez se diagnostican los tumores más precozmente, las cirugías conservadoras que se hacen son mayores. En la actualidad, dos tercios de las pacientes se someten a este tipo de operación para quitar el tumor frente a la masectomía radical", indica la doctora García Mur.

Radioterapia en el quirófano y sin necesidad de ingreso

Otro gran avance en el tratamiento de estas pacientes ha llegado de la mano de la tecnología, que hoy permite que ciertas pacientes que son operadas de cáncer de mama reciban radiación en el lecho del tumor -en el momento de la cirugía- pudiendo irse a casa en el mismo día sin necesidad de quedar hospitalizadas. Desde que se puso en marcha este servicio, pionero en Aragón, más de 250 pacientes en la Comunidad han recibido tratamiento quirúrgico y radioterapia intraoperatoria. "En los últimos años hemos asistido a una evolución sin precedentes respecto a los tratamientos complementarios, pero también en la propia cirugía, que es cada vez más reducida al tumor, con radioterapias cada vez más sofisticadas que permiten tratar muy bien la enfermedad y proteger al máximo el resto de los órganosEl saber que una máquina (un acelerador de dimensiones considerables) ha sido sustituido por tecnología portátil capaz de entrar al quirófano en el momento de la operación es el sueño cumplido de cualquier oncólogo radioterápico", subraya la doctora Ibáñez. De esta forma, si antaño era el paciente el que se trasladaba al acelerador, la radioterapia intraoperatoria le ha dado la vuelta a esta situación permitiendo que sea la máquina -de menores dimensiones- la que se traslada al quirófano para tratar al paciente.

El beneficio fundamental de este sistema de trabajo es clínico, si bien estas especialistas insisten en la repercusión que esto también tiene en la calidad de vida de las pacientes. "Sabemos que una dosis única administrada en el momento de la cirugía es radiobiológicamente más eficaz, pero tiene además un impacto en la calidad de vida de las pacientes, que se van a casa en el día o al día siguiente evitándose las cinco o seis semanas de radioterapia clásica, con el impacto que esto tiene en la percepción de enfermedad; desde el punto de vista psicológico, las pacientes se reincorporan antes a su vida y están mejor", señala la doctora Reyes Ibáñez, quien explica que el contar con esta tecnología les permite también agilizar la asistencia. "Para nosotros que tenemos problemas de lista de espera en radioterapia este es un avance muy positivo porque estas pacientes que se sacan de las máquinas –de los aceleradores lineales de electrones– nos permiten meter a otros que lo necesitan".

La medicina personalizada y el hecho de que tanto los tratamientos sistémicos como los locales sean cada vez mejor tolerados por las pacientes con cáncer de mama son otros de los grandes hitos que instan a los especialistas a ser optimistas en la lucha contra la enfermedad. "Sabemos que la palabra cáncer sigue dando miedo, pero las tasas de curabilidad son cada vez más altas y eso nos anima a seguir trabajando, no solo por conseguir que las mujeres sobrevivan, sino por que lo hagan de la mejor forma posible, con los menores efectos secundarios a largo plazo. Todos los avances que hay ahora se mueven por ahí", concluye Ibáñez.

Etiquetas
Comentarios