Despliega el menú
Salud
Suscríbete

Heraldo Saludable

Cinco claves para prevenir la intoxicación alimentaria

Más de la mitad de los brotes por intoxicación alimentaria se concentran en los meses de calor.

Hacer la compra con el estómago lleno ayuda a no comprar caprichos y productos que no estén en la lista.
Hay que prestar especial atención a los puntos de venta a la hora de hacer la compra
freepik.com

El verano es una época propicia para la aparición de patologías relacionadas con la ingesta de alimentos contaminados. Se calcula que más de la mitad de los brotes por intoxicación alimentaria se concentran en los meses de calor, por lo que es importante tomar determinadas precauciones a la hora de adquirir, transportar, almacenar y preparar los alimentos en el hogar.

Desde la Consejería de Salud de Murcia recuerdan que es necesario seguir algunas normas básicas para prevenir enfermedades de transmisión alimentaria, especialmente en los meses de calor.

Atención a los puntos de ventaEl director general de Salud Pública y Adicciones, José Carlos Vicente explica que “es importante dirigirse siempre a los cauces comerciales ordinarios: establecimientos fijos y conocidos, ya que este tipo de comercios están sujetos a un control sanitario periódico que supone una garantía importante".

EtiquetadoHay que rechazar cualquier oferta que resulte sospechosa o incapaz de garantizar la procedencia del producto. Además, se recomienda leer atentamente el etiquetado, para conocer las fechas de consumo preferente o de caducidad, el modo adecuado de conservación e ingredientes, para consumir el producto con tranquilidad. "Se debe comprobar que se ha llevado a cabo la correspondiente inspección sanitaria en los alimentos y que proceden de industrias autorizadas, lo que vendrá avalado por su etiqueta", explica el director general.

Alimentos perecederosSe debe dejar la compra de los congelados y refrigerados para el final y si se va a tardar más de lo normal, proveerse de neveras portátiles y acumuladores de frío. Los alimentos perecederos adquiridos tienen que mantenerse en condiciones de refrigeración o congelación adecuadas, almacenando separadamente los alimentos crudos y los cocinados con el fin de evitar la contaminación cruzada entre ellos, y envasándolos a este efecto. No debemos guardar los alimentos cocinados más de 3-5 días.

Higiene de manosVicente ha recordado que "la higiene de manos es muy importante: hay que lavarlas con agua, abundante jabón y cepillo de uñas antes de comenzar la manipulación de alimentos. También se deben conservar en buen estado de limpieza todas las superficies y utensilios que se vayan a usar".

Conservación y limpiezaEste experto recomienda no descongelar los alimentos en el frigorífico o microondas, ni recongelarlos una vez descongelados. Además, es preferible adquirir ya elaboradas y envasadas las mayonesas y salsas que lleven huevo. En el caso de las verduras, este experto recomienda lavarlas bien con unas gotas de lejía: dejarlas sumergidas en agua con lejía durante 30' y enjuagar posteriormente con agua potable abundante.

Por último, en caso de padecer una intoxicación, este experto aconseja acudir al médico, y tratar de recordar y anotar los menús y alimentos consumidos, así como fecha y lugar donde se adquirieron. Aunque estas infecciones pueden afectar a la mayoría de las personas, existen grupos de población más susceptibles, especialmente niños, ancianos y enfermos con mecanismos inmunitarios débiles, pueden presentarse estas infecciones con mayor gravedad como consecuencia de deshidratación o sepsis.

- Ir al suplemento de salud

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión