Despliega el menú
Salud
Suscríbete

Heraldo Saludable

¿Ansiedad ante los viajes? 5 trucos para combatirla

Las tan esperadas vacaciones pueden ser a veces fuente de nerviosismo, tanto por los preparativos del viaje como por las prisas por dejar cerrado todo en el trabajo.

La preparación de un viaje es en ocasiones fuente de estrés.
La preparación de un viaje es en ocasiones fuente de estrés.
Freepik

El periodo que precede a las vacaciones frecuentemente está cargado de tensiones, nerviosismo y estrés. Por una parte, está el elegir destino, planificar el viaje y preparar la maleta y por otra, dejar cerradas todas las tareas pendientes en el trabajo. Se une una tercera causa de ansiedad, que es la creación de unas expectativas demasiado elevadas sobre el viaje y las vacaciones, que hará que suframos si no resulta todo perfecto. Frente a ello, los expertos aconsejan disfrutar todo lo posible del viaje y las vacaciones, pero no pensar que ese periodo de felicidad va a ser la solución a todo lo que nos da dolor de cabeza durante el resto del año.

Para vivir serenamente los días previos a la partida, lo mejor es no obsesionarse con programar hasta el mínimo detalle y, por el contrario, vivir el viaje con mente abierta ante todo lo que puede suceder fuera de lo previsto. Tampoco debemos fijarnos planes exhaustivos, ni pensar en hacer todo lo que se pueda hacer en el destino al que vayamos, si no hacer solo aquello que nos apetezca realmente hacer.

Igualmente preparar la maleta puede generar ansiedad. Lo mejor en esa caso es planificar bien lo que vamos a llevar en ella, para lo que puede ayudarnos hacer una lista, y comprar aquello que nos hace falta con anticipación.

Para ayudarte, aquí van estos 5 consejos:

1. Se flexible. Mejor no tener un esquema del viaje demasiado rígido, ni un único programa, es preferible dejar abiertas varias opciones para ir decidiendo sobre la marcha. Además de liberar estrés, permites que la aventura entre en tu vida.

2. Aprende a delegar. Si sois varios los que vais a viajar juntos, dividíos las tareas de la organización del viaje. Si se viaja solo, hay que establecer unas prioridades sobre las que concentrarse y eliminar todo lo que resulte superfluo.

3. Visualiza las cosas que tienes que hacer. Haz una lista de las cosas que debes hacer antes de partir, comenzando por planificar la maleta, y pensando en cómo dejar resueltas las tareas del trabajo, dando prioridad a lo más perentorio y dejando para la vuelta aquello que puede esperar.

4. Aleja el estrés con la imaginación. Piensa en el viaje como en una oportunidad para distraerse de lo cotidiano , recargar las energías y para disfrutar de lo que encontraremos en nuestro destino, sin las obligaciones de tener que hacer esto o lo otro. Evita programar cada uno de los días de las vacaciones y en cambio, proyéctate mentalmente en los lugares que visitarás, los olores o las atmósferas que encontrarás; te ayudará a sentirte más relajado.

5. Deja en casa la rutina. Lo imprevisto no es necesariamente negativo, puede por el contrario, representar la oportunidad de vivir una nueva experiencia y salir fuera de los esquemas habituales.

- Ir al suplemento de salud.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión