Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

5 requisitos para saber si tu crema solar es saludable

¿Cuidas tu piel a la vez que la proteges del exceso de sol?

Los expertos recomiendan protegerse la piel.
crema, sol, solar, protección

Tomar el sol es bueno y existen varias razones que reafirman esta creencia, por ejemplo, nos proporciona vitamina D , ayuda a fijar el calcio y mejora el estado de ánimo. Sin embargo, una sobreexposición sin la protección adecuada puede desencadenar graves quemaduras, desestabilización de las células y finalmente diferentes tipos de cáncer de piel como el melanoma.

Por ello, además de evitar las horas de más sol, es fundamental que nuestra crema solar proteja nuestra piel pero también cuide de nuestra salud. Desde Freshly Cosmetics, marca de cosmética natural digital, explican “en cosmética cada vez somos más conscientes de que un producto además de cuidar nuestra piel es fundamental que cuide nuestra salud, de ahí que el consumo de cosmética natural haya crecido en los últimos años. Sin embargo, con la crema solar no tenemos claro qué agentes pueden dañar nuestra salud”. Por ello, desde la marca explican los requisitos que debe cumplir tu crema solar:

Sin nanopartículas: son partículas ultrafinas que se utilizan por motivos estéticos para evitar que la crema sea demasiado blanca al aplicarla en la piel. Sin embargo “pueden penetrar en las células y alterar su funcionamiento, por ello, decidimos crear una crema solar no nano”, explican desde Freshly Cosmetics. Sin perfumes: los perfumes y aceites esenciales son alergénicos y fotosensibles con el impacto de las radiaciones solares pueden aumentar el número de rojeces en la piel. Lo más seguro para tu piel y también para tu salud es usar cremas solares sin perfumes. Protección de amplio espectro: a la hora de comprar una crema solar, la protección es un factor muy importante a tener en cuenta, para protegerse al máximo de los rayos UVA y UVB se recomienda un factor de protección solar 50 para evitar las quemaduras y enfermedades de la piel. Antioxidantes y libre de tóxicos: Una crema que contenga antioxidantes como por ejemplo la astaxantina y el arándano rojo, te ayudará a reducir los daños celulares de la exposición. Filtros químicos vs filtros físicos: los filtros son la melanina artificial, encargados de frenar que las radiaciones UV (ultravioletas) causen daños en la piel. Existen dos tipos y es fundamental conocer la diferencia entre ambos a la hora de elegir tu crema solar; mientras que los químicos son compuestos sintéticos derivados del petróleo que pueden actuar de disruptores hormonales, los físicos son sustancias minerales de origen natural. Los filtros físicos, a diferencia de los químicos, actúan de forma superficial asegurando su inocuidad. Por último, los filtros químicos, a diferencia de los físicos, no son biodegradables y, por tanto, afectan a la fauna marina.

Etiquetas
Comentarios