Despliega el menú
Salud
Suscríbete

Heraldo Saludable

La vacuna contra la meningitis B no es lo único que no se encuentra en farmacias

Los problemas de suministro en España afectan a 233 fármacos.

El Bexsero se vende en las farmacias desde octubre de 2015.
Bexsero, la vacuna para prevenir la meningitis B.
Francisco Jiménez

¿Qué ocurre cuando el medicamento recetado por un facultativo no se encuentra en farmacias? Actualmente en España existen 233 fármacos con problemas de suministro. Entre ellos, el caso más conocido, el de la vacuna contra la meningitis B -el Bexsero-, cuyo desabastecimiento en todo el territorio nacional comenzó en diciembre del año pasado. Esta situación se agravó en Aragón, donde 3 niños tuvieron que ser hospitalizados por esta enfermedad.

La farmacéutica productora del Bexsero, el laboratorio británico GlaxoSmithKline, tras reconocer los “problemas técnicos durante el proceso de fabricación”, informó de que las dosis estarían “disponibles en el segundo trimestre del año”, algo que "previsiblemente no ocurrirá", explica Elena, responsable en la Farmacia Morte, en Zaragoza.

La garantía de abastecimiento es una de las actividades de control encomendadas a la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), entre cuyas labores se encuentra la de procurar la disponibilidad de los tratamientos farmacológicos.

Pero la vacuna para prevenir la meningitis B no es la única imposible de encontrar en estos momentos en las farmacias. “Las inyecciones contra el tétanos, la tosferina y la difteria también están agotadas”, indica Elena. “Quienes viajan a determinados lugares del mundo o hacen un voluntariado no se pueden vacunar”, comenta la farmacéutica. Entre los medicamentos más demandados que tampoco pueden conseguirse actualmente en farmacias, se encuentran el Dogmatil, un antipsicótico o neuroléptico utilizado para el tratamiento del vértigo, el Nolotil, un analgésico y antipirético usado para tratar el dolor agudo en procesos postoperatorios o en crisis febriles, y ciertos medicamentos para tratar el glaucoma. “El principal problema viene por algunos inyectables que se utilizan en operaciones o para calmar el dolor”, indica Elena.

Las principales causas del desabastecimiento, según explica Ramón Jordán, presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Zaragoza, son “el cierre de los laboratorios, el traslado de las plantas de producción, los problemas burocráticos o, en algunos casos, la retención preventiva de los medicamentos”.

Las alternativas

Para la mayoría de estos fármacos existen reemplazos, con el mismo principio activo y para la misma vía de administración, pero no siempre es así. “Cuando un medicamento está agotado lo sustituimos, si es posible, por un genérico, por otra marca o por una formulación magistral”, explica Jordán. En otros casos, el médico prescriptor es quien debe valorar la posibilidad de utilizar otros tratamientos comercializados.

Pero no siempre es tan sencillo. “Cuando los medicamentos no son reemplazables por ninguna fórmula magistral o principio activo, se compran fuera de España y son dispensados por las farmacias hospitalarias, con un alto coste social para el paciente, que en ocasiones tiene que desplazarse varios kilómetros para conseguir el fármaco”, comenta el presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión