Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

Aumenta en Aragón el número de agresiones a médicos en 2016

El agresor suele ser un varón sin cita programada, y los casos se dan fundamentalmente en las consultas de Atención Primaria, según denuncia el Colegio de Médicos de Zaragoza (COMZ).

Hospital Miguel Servet de Zaragoza.
Los hospitales públicos remiten por primera vez a los juzgados los partes de lesiones por vía telemática y encabezan el ranquin nacional.
DGA

El Colegio de Médicos de Zaragoza (COMZ) ha denunciado que en 2016 se registraron 25 agresiones a médicos, ocho más que en 2015, lo que supone un incremento del 47%, la mayoría a facultativas con edades comprendidas entre los 36 y los 55 años.

La tipología del agresor es, básicamente, varón sin cita programada en consulta, y el ámbito de la agresión es en centros públicos de Atención Primaria fundamentalmente, señala el COMZ en una nota de prensa.

El próximo jueves, 16 de marzo, los Colegios de Médicos conmemoran el 'Día Nacional contra las Agresiones en el Ámbito Sanitario'.

"Contra las agresiones, tolerancia cero" y el hastag #STOPAgresiones constituyen los lemas de una jornada que busca concienciar, y ayudar a los sanitarios en general y a los médicos en particular, en el manejo preventivo y jurídico de esta lacra.

Las agresiones, además de un problema de violencia en sí mismo, conllevan un deterioro de la relación de confianza entre médico y paciente, y repercuten gravemente en la salud y calidad de vida del profesional agredido.

También recuerda el COMZ que el tipo de agresión, por lo general, consiste en insultos y amenazas; y las lesiones provocadas son de tipo psíquico.

Sobre las causas de la agresión, referidas por los propios facultativos agredidos, van desde discrepancias con la atención médica o informes no acordes a las exigencias al tiempo en ser atendido o no recetar lo propuesto por el paciente.

Desde el observatorio de agresiones del Colegio de Médicos de Zaragoza se tiene constancia de que siete de estas agresiones han provocado la apertura de diligencias y la interposición de denuncia en cinco casos.

Por ello, desde el COMZ reclaman al Salud la necesidad de contar con un registro único que incluya toda la información sobre agresiones, para que la labor del observatorio del Colegio pueda ser eficaz para los colegiados.

Asimismo, y en relación con los propios profesionales, el COMZ hace un llamamiento a los profesionales sanitarios para que denuncien estos hechos ante los colegios profesionales.

"Para que los Colegios podamos actuar y defender a los profesionales necesitamos que se denuncie y que se pongan en contacto con nosotros", ha señalado la presidenta del COMZ, Concha Ferrer.

"Hay que concienciarse de que es necesario tener tolerancia cero con estos comportamientos. Somos profesionales al servicio de la sociedad y nuestra única meta es cuidar al paciente. Hay que establecer líneas rojas: a veces se aguantan actitudes que no deberían tolerarse; se tiende a no darles importancia, sobre todo a las agresiones verbales", ha manifestado.

Ir al suplemento de salud.

Etiquetas
Comentarios