Salud

Heraldo Saludable

La cerveza sin alcohol como aporte de ácido fólico durante el embarazo

Este martes se presenta, en Zaragoza, el estudio 'El papel del ácido fólico en el embarazo' que incluye recomendaciones sobre la ingesta diaria de cerveza en embarazadas.

El tirón de la cerveza en Aragón

El consumo de cerveza sin alcohol es beneficioso durante el embarazo y el periodo de lactancia, ya que es una de las bebidas que contiene más ácido fólico, vitamina del grupo B, esencial para la correcta formación del tubo neural del feto.

Es una recomendación recogida en el estudio 'El papel del ácido fólico en el embarazo', que presentan este martes a las siete de la tarde en la Clínica Montpellier de Zaragoza el vicepresidente de la de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), Tirso Pérez Medina, y el profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid y portavoz del Centro de Información Cerveza y Salud, Jesús Román Martínez.

"La ingesta de un botellín de 250 mililitros, siempre sin alcohol, durante el embarazo podría aportar el 7,5% de la cantidad diaria recomendada de esta vitamina en embarazadas", ha afirmado el doctor Pérez Medina.

Y es que, durante el embarazo, la ingesta mínima diaria recomendada se duplica y pasa de 200 microgramos al día a entre 400 y 800 microgramos al día si están planeando quedarse embarazadas o si ya lo están y 300 si están dando el pecho.

En este sentido, el doctor Román Martínez ha incidido en que lo deseable es empezar a consumir el ácido fólico, que se encuentra además de en la cerveza en el zumo de naranja o algunas verduras, hortalizas y cereales, desde el momento en el que la pareja planea el embarazo, hasta seis meses antes si es posible.

Según el vicepresidente de la SEGO, con la difusión del estudio se pretende "poner en valor las ventajas reales del consumo de cerveza, siempre sin alcohol", ha recalcado, ya que "el consumo de alcohol en embarazadas y lactantes debe ser cero".

La cerveza sin alcohol está elaborada con los mismos ingredientes que la cerveza tradicional (agua, cebada y lúpulo) y aporta fibra soluble, minerales, apenas tiene calorías y es una alternativa para las mujeres consumidoras habituales de cerveza que están en estado de gestación o en periodo de lactancia, recuerda el estudio.

Una ingesta deficiente de la vitamina podría ocasionar durante el embarazo defectos del tubo neural del feto, en concreto, malformaciones del sistema nervioso central, como la espina bífida.

Con el aporte adecuado de ácido fólico, ha recordado el doctor Román Martínez, se reduce hasta un 72% la presencia de espina bífida en los fetos en proceso de creación.

Además de tener un papel primordial durante el embarazo, el ácido fólico es esencial para el sistema nervioso y la regeneración de células, que ayuda también a regular los niveles de homocisteína, factor de riego en enfermedades cardiovasculares.

Ir al suplemento de salud.

Etiquetas
Comentarios