Salud
Suscríbete por 1€

Heraldo Saludable

Mocos, cefalea, fiebre... ¿Gripe o resfriado?

Los síntomas son similares, por ello, la clave está en el cansancio muscular y la fiebre prolongada.

Inicio de la campaña de vacunación contra la gripe en Aragón.
Inicio de la campaña de vacunación contra la gripe en Aragón.
Oliver Duch

Las nieblas de los últimos días y el incremento del frío, con temperaturas por debajo de cero grados en Zaragoza, ha provocado un aumento de personas que sufren catarros, gripe e, incluso, neumonía. Al menos, así lo asegura Belén Lomba, vicepresidenta del Colegio de Médicos de Zaragoza y médica de atención primaria del Centro de Salud de Utebo: “Es lo típico de estas fechas, hace un par de semanas comenzaron los catarros y cada vez va habiendo más casos de gripe, aunque todavía no hemos llegado al pico”.

Según los últimos datos del Gobierno de Aragón, que incluyen registros hasta el 25 de diciembre, la intensidad de la gripe todavía es basal, aunque su evolución es creciente. En concreto, desde el inicio de la temporada se han alcanzando los 45,8 casos por cada 100.000 habitantes. Esta incidencia es ligeramente superior a la registrada hace un año, una tendencia similar a la que se está viviendo en el resto de España, donde “desde hace dos semanas se ha iniciado la fase de ascenso de la onda epidémica”.

Pero, ¿cómo se sabe que se sufre gripe y no un catarro o resfriado? Lomba recuerda que los primeros síntomas son similares: dolor de cabeza, de garganta, estornudos, mocos y algo de fiebre. “Mientras que se mantenga en este ámbito, todo es normal y se trata de un resfriado habitual, de esos que se cogen unas dos veces al año. Si por el contrario, la fiebre sube y se mantiene durante un par de días y hay dolores musculares, lo que se sufre es gripe y es necesario acudir al médico de cabecera para que valore la situación y recete los medicamentos más apropiados”, recuerda.

Además de todos estos síntomas, la gripe puede ir acompañada por escalofríos, molestias intestinales e incluso diarreas. Para evitarlo, según señalan los médicos, la mejor opción es la vacuna, cuya campaña comenzó en Aragón el 24 de octubre. A pesar de que está dirigida principalmente a grupos de riesgo como “personas mayores de 65 años, cuidadores, embarazadas y trabajadores sanitarios”, cualquier persona puede pedir cita en el centro de salud para que le vacunen. Según los datos facilitados por el Departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón, a finales de noviembre ya había 200.000 personas vacunadas.

Como la gripe es un virus que se contagia especialmente por vía aérea, a través del habla, la tos o los estornudos; otros consejos para prevenirla son “el lavado de las manos con agua y jabón de manera continua y no compartir utensilios de alimentación con alguien contagiado ni tampoco alimentos”. También es recomendable ventilar bien las habitaciones y cubrirse la nariz y la boca al toser y estornudar con un pañuelo desechable para tirarlo a la basura inmediatamente.

Asimismo, Lomba recuerda que, para que el cuerpo responda lo mejor posible a la gripe o a cualquier resfriado, es beneficioso tener una buena alimentación, especialmente con alimentos que contengan vitamina C, y realizar deporte. “No te asegura que no vayas a coger el virus o resfriarte, pero sí que ayuda a que no sea tan fuerte”, subraya.

Tratamiento

El tratamiento de ambas enfermedades se centra, principalmente, en aliviar los síntomas. Por ello, es habitual tomar antiinflamatorios, mucolíticos y antitérmicos. También es recomendable guardar reposo y beber suficientes líquidos, tanto agua como zumos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión