Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

El ajo, la miel y el zumo de naranja, ¿aliados contra la gripe y el resfriado?

Los expertos insisten en que no hay evidencia científica que demuestre su efectividad para prevenirlos, pero sí aconsejan mantener una alimentación saludable para estar más preparados ante cualquier problema de salud.

Las sopas de ajo pueden ser un buen plato para acompañar una cena
Las sopas de ajo pueden ser un buen plato para acompañar una cena

Además del jarabe para la tos y los sobres medicinales para curar los procesos catarrales, las cucharaditas de leche con miel, el zumo de naranja natural (recién exprimido) y las sopas de ajo han sido siempre "prescritos" por las abuelas y seguidos por generaciones y generaciones de pacientes ante el menor síntoma de gripe casi con la misma fidelidad que se llevan a la farmacia las recetas de los médicos. 

Pero, ¿qué hay de cierto en la efectividad de estos alimentos? ¿Ayudan realmente a prevenir la gripe y el resfriado? Científicamente, aclaran los expertos, "no está demostrado que, por sí sola, la vitamina C presente en el zumo de naranja pueda evitar que caigamos enfermos por gripe. En el único caso en el que sí puede servir -aclara la nutricionista zaragozana Sara Garcés- es en el de aquellas personas que practican una actividad física intensa y que están en ambientes fríos durante breves periodos de tiempo", comenta citando un estudio reciente de los Institutos Nacionales de Salud americanos.

La misma lógica se aplica con el ajo y la miel, cuyos beneficios para la salud son reconocidos por la comunidad médica internacional, aunque "todavía no hay evidencia científica suficiente que confirme que contribuyen a la prevención del resfriado".

En cualquier caso, matiza esta experta: "Si nos alimentamos correctamente, adquiriendo las vitaminas y minerales necesarios que aportan -entre otros- estos alimentos, estaremos mucho más preparados ante cualquier resfriado o problema de salud en general".

A juicio de esta nutricionista, y retomando el ejemplo del zumo de naranja natural, es "importante", por ejemplo, tomar frutas cítricas, "pero no pensando en que gracias a ellas vamos a prevenir o curar nuestro resfriado, sino con el objetivo de alimentarnos adecuadamente". 

Este consejo nutricional es si cabe más efectivo en el caso de los más pequeños, propensos a coger durante el invierno infecciones -en su mayoría benignas- en colegios y guarderías. "La vitamina C es fundamental para favorecer que no haya casos de estos y la miel de toda la vida tampoco es ningún cuento porque puede ayudar a combatir procesos respiratorios", subraya la pediatra Carmen Puig, del centro de salud Actur Norte.

Ir al suplemento de salud.

Etiquetas
Comentarios