Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

​La falta de adherencia al tratamiento en pacientes cuesta 11.250 millones anuales

Las principales causas según el OAT son la falta de información del paciente y la escasa dedicación del médico.

?La falta de adherencia al tratamiento en pacientes crónicos  tiene consecuencias negativas en lo clínico y en lo económico.
?La falta de adherencia al tratamiento en pacientes crónicos tiene consecuencias negativas en lo clínico y en lo económico.

La falta de adherencia terapéutica en pacientes crónicos es un acuciante problema en España ya que los costes económicos que genera suponen, aproximadamente, 11.250 millones de euros anuales al Sistema Nacional de Salud (SNS). Una de las causas es la falta de información por parte del paciente, pero también la escasa dedicación por parte del médico, según la última encuesta elaborada por el Observatorio de la Adherencia al Tratamiento (OAT) a médicos en el ámbito nacional.

De hecho, cerca del 35 por ciento de los médicos encuestados asegura que no realizan un control de manera sistemática del grado de adherencia al tratamiento de sus pacientes, tal y cómo han informado los responsables del OAT durante la presentación del estudio en Madrid.

El objetivo de la encuesta es "conocer la opinión y la visión del médico ante este problema en pacientes con enfermedades crónicas en España porque en los países desarrollados la adherencia se sitúa en torno al 50 por ciento, y hay que pensar en los que se quedan fuera", ha señalado el vocal del Comité Científico del OAT y director general del Instituto de Investigación del Consejo General de Enfermería, José Luis Cobos.

"Uno de los elementos fundamentales para el logro de una adherencia terapéutica correcta es el médico; para optimizar una buena adherencia es necesaria la colaboración de todos los profesionales implicados en el tema, así como la del propio paciente y la de su entorno, pero es al médico a quien corresponde prescribir en cada caso las medidas oportunas", ha destacado el presidente del Comité Científico del OAT, el doctor José Manuel Ribera.

Principales causas

Respecto a los factores relacionados con la mala adherencia, el más determinante es la información insuficiente sobre las ventajas del cumplimiento terapéutico, seguido de la falta de atención del paciente y la escasa dedicación por parte del médico, así como el miedo a los efectos secundarios, según los resultados de la encuesta.

La falta de atención médica está influida, en cierta parte, por el tiempo. "Es la primera vez que se tiene el posicionamiento del médico en cuanto a la adherencia; conocen lo que es, pero hay que ser autocríticos y uno de los motivos es la falta de tiempo", ha declarado la vocal y jefa de sección de Neumología en el Hospital General Universitario Gregorio Marañón, la doctora Pilar de Lucas.

El coste económico o material también es uno de los motivos de que los pacientes crónicos no cumplan con el tratamiento, al igual que la dificultad para acceder a los controles médicos. Por ello, "es necesario trasladar, desde una visión multidisciplinar, la concienciación de la importancia de la adherencia a los tratamientos, tanto fármacos como pautas saludables", indica el José Luis Cobos. 

La obesidad y el colesterol, patologías con peor adherencia

"Las patologías o entidades clínicas en las que resulta más difícil la adherencia a los tratamientos son la obesidad y las relacionadas con los hábitos de vida como el tabaquismo o el alcoholismo", ha afirmado el presidente del Comité Científico del OAT, quién también es catedrático de geriatría en la Universidad Complutense de Madrid.

Además, "hay bastante consenso en destacar la dificultad de mantener una buena adherencia en las enfermedades vinculadas a la esfera psíquica y en otras como son las relacionadas con la corrección de los trastornos del metabolismo lipídico (colesterol), la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) o la osteoporosis", añade.

En el caso contrario, las enfermedades en las que resulta más sencillo conseguir una buena adherencia son las oncológicas, las patologías cardiacas, los procesos infecciosos, los trastornos funcionales de tiroides y, en menor proporción, la diabetes, la hipertensión arterial e incluso cuadros dolorosos.

En relación a la edad, el doctor Cobos señala que los pacientes mayores de 65 años presentan un grado de adherencia mayor que los jóvenes y, además, siguen las pautas nutricionales marcadas por su médico aunque de forma más asidua que con las relacionadas con el tabaco y el ejercicio físico. 

Mayor responsabilidad del paciente y mayor control médico

Desde el punto de vista médico, "un 10 por ciento de los encuestados considera que no tienen conocimiento del concepto de adherencia terapéutica", advierte el doctor Cobos, y solo un 64 por ciento mantiene un control adecuado en sus pacientes crónicos.

"Desde los colectivos sanitarios hay algo fundamental, el trabajo en equipo, por lo tanto esa sería la primera acción", ha insistido. Después, "es fundamental focalizar la atención en las patologías crónicas y, en tercer lugar, utilizar los avances en nuevas tecnologías para controlar el seguimiento del paciente".

Por su parte, la doctora Pilar de Lucas señala al propio paciente "pues no hay que eximirle de su responsabilidad; hemos pasado a un modelo en el que el paciente toma sus propias decisiones y debe tener una mayor responsabilidad".

Todos los responsables del OAT han asegurado que no solo es necesaria mantener una adherencia a los fármacos, si no que también es esencial llevar a cabo unos hábitos de vida saludables mediante la práctica de ejercicio físico, la buena alimentación y evitando el tabaquismo.

Se trata de un problema que tiene consecuencias negativas en lo clínico y en lo económico y, por esta razón, "la administración tiene que implicarse de lleno y crear iniciativas; en algunos centros de Madrid, por ejemplo, las enfermeras han realizado un seguimiento de pacientes respiratorios crónicos y han conseguido reducir los reingresos y se ha demostrado que reducen los costes sanitarios", ha comentado el doctor Cobos.

Todo ello hace pensar en la necesidad de la puesta en marcha de campañas de concienciación hacia los pacientes, así como el estímulo para que los profesionales sanitarios dediquen más tiempo a fomentar la adherencia terapéutica, teniendo en cuenta el tiempo, los efectos secundarios, la forma de administración y, por supuesto, las ventajas que aporta un adecuado cumplimiento del tratamiento.

- Ir al suplemento de salud

Etiquetas
Comentarios