Salud

Heraldo Saludable

Veinte ancianas, unidas para ayudar a niños enfermos de cáncer

Enseñan cómo contribuir con sus aficiones para mejorar la vida de los niños enfermos de Aspanoa y sus familias. Celebrarán un rastrillo solidario el próximo lunes, 14 de diciembre, en Ballesol Puerta del Carmen.

Varias residentes elaborando los artículos solidarios que se venderán en el rastrillo de la residencia Ballesol Puerta del Carmen.
Varias residentes elaborando los artículos solidarios que se venderán en el rastrillo de la residencia Ballesol Puerta del Carmen.

"Abuelos, artistas y solidarios", así se denominan un grupo de personas mayores –la mayoría de más 90 años– de una residencia de Zaragoza que ha decidido ayudar a los niños enfermos de cáncer de Aspanoa elaborando belenes de ganchillos, estrellas y corazones de arcilla.

Los propios residentes se encargarán de vender todos los artículos que han confeccionado en un rastrillo solidario en el que también se pondrán a la venta material y productos donados por multitud de empresas de Aragón.

Según los datos actuales de los que dispone esta asociación aragonesa, cada tres minutos muere un niño de cáncer en el mundo. Solamente en España se detectan unos 900 casos de cáncer infantil al año, y aunque más del 70% de estos tumores se curan con los tratamientos actuales, muchos de estos niños padecerán una enfermedad crónica a lo largo de su vida como consecuencia de los fármacos recibidos.

Cuando este informe llegó a manos de la residencia de mayores Ballesol Puerta del Carmen en Zaragoza, trabajadores y residentes decidieron ponerse manos a la obra para intentar aportar su pequeño granito de arena en la lucha contra el cáncer infantil. "Aquí se envejece de muchas formas, pero una es común en todos, mediante la solidaridad con los más necesitados", afirman Carmen Salete, de 92 años, y Victoria López, de 91, dos de las participantes de este grupo de más de veinte personas mayores, solidarios y artistas. La mayoría de ellos tienen más de 90 años, pero su longeva edad no les frena para ayudar a estos niños enfermos de cáncer a través de la Asociación de Padres de Niños Oncológicos de Aragón (Aspanoa). Su objetivo es contribuir con la Fundación para lograr "el mejor estado de salud de los niños afectados de cáncer y de sus familias, posibilitando así su plena integración en la sociedad", puntualizan.

Mayores y artistas

Aprovechando los talleres de laborterapia y manualidades, los residentes, en colaboración con trabajadores sociales, psicólogos, gerocultoras y terapeutas del centro han elaborado más de 100 estrellas y corazones solidarios cortando la arcilla, moldeando las figuras y pintándolas a mano. ¿Se imaginan poder regalar estas Navidades un belén de ganchillo? ¿O broches y gorros de lana realizados con materiales reciclados? Los residentes de esta residencia Ballesol Puerta del Carmen lo han hecho posible, y todo lo que han elaborado lo venderán en un rastrillo solidario que inaugurará el próximo 14 de diciembre, a las 11.00, la reconocida cupletista aragonesa Corita Viamonte. En él se podrán comprar también productos y materiales que han donado altruistamente entidades como la Editorial Edelvives, María Palmero, El Corte Inglés, la Farmacia Lasala, la Joyería Garlo, la Peletería Javier Valverde, el Club Deportivo Real Zaragoza, Manufacturas Marvi, SIA decoración, Simarcosa, Flores Marbid, Viveros Aznar, la papelería Moncayo, Folder y Eurest, entre otros comercios de Aragón.

Todo lo que se recaude con esta iniciativa solidaria se destinará "íntegramente" a la Asociación Aspanoa, "para que los niños enfermos de cáncer y sus familias puedan mejorar su calidad de vida", afirman en una nota.

Ir al suplemento de salud.

Etiquetas
Comentarios