Despliega el menú
Salud
Suscríbete

Heraldo Saludable

Sin Cafinitrina en las farmacias

Presenta problemas de suministro desde febrero. Miles de pacientes aragoneses con enfermedad coronaria la tienen prescrita por sus médicos.

La Cafinitrina -en forma de comprimidos sublinguales- se emplea para tratar episodios de angina de pecho.
La Cafinitrina -en forma de comprimidos sublinguales- se emplea para tratar episodios de angina de pecho.
Kern Pharma

El medicamento Cafinitrina, indicado para tratar afecciones cardíacas como la angina de pecho, se encuentra desabastecido en las farmacias aragonesas desde el pasado mes de febrero, según han confirmado fuentes del Colegio de Farmacéuticos de Zaragoza.

Así, la propia Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AENPS) notificó el pasado mes de junio el desabastecimiento de este fármaco que desarrolla Kern Pharma S. L., y que por el momento -debido a algunos retrasos en su distribución- todavía no es posible encontrar con normalidad en las farmacias de Aragón. 

Su uso es habitual por parte de pacientes con enfermedad coronaria, ya que en caso de sufrir una angina de pecho, este fármaco actúa como un vasodilatador que aumenta el calibre de las arterias corrigiendo su "obstrucción". Según indica el cardiólogo Carlos Sanz Bescós, del Hospital Miguel Servet de Zaragoza, "más de la mitad de los enfermos que vemos en consulta de Cardiología la llevan encima", pues se trata de una pastilla de uso "corriente" para tratar de manera eficaz el dolor desencadenado por un episodio de angina de pecho.

"Al haber tanta enfermedad coronaria en Aragón, donde desafortunadamente la enfermedad cardiovascular está detrás de un 30% de las muertes, es una pastilla que se prescribe muchísimo para calmar los dolores anginosos y descartar así que se trate de un infarto", añade Sanz, quien estima que "miles de pacientes aragoneses" tendrían prescrita esta pastilla y la llevarían consigo entre su medicación habitual. 

Por fortuna, Bescós asegura que en el servicio de farmacia del hospital Miguel Servet de Zaragoza sí que disponen de reservas suficientes de este medicamento, cuyo compuesto (la nitroglicerina) se emplea también en disoluciones intravenosas para tratar al enfermo. 

Por el contrario, la Cafinitrina se comercializa en forma de comprimidos sublinguales, que el paciente debe colocar debajo de la lengua en caso de sufrir una angina de pecho. "Si tuviéramos un dolor de pecho que no está relacionado con esfuerzos y que dura más de cinco minutos, podríamos estar ante un episodio de infarto. En esos casos, cuando el dolor anginoso no se pasa al cabo de diez minutos (y se han tomado ya dos Cafinitrinas espaciadas cada cinco minutos), hay que llamar inmediatamente al 061 para pedir un electrocardiograma y se activa de inmediato el Código Infarto", explica. 

Ante la falta de suministro de este medicamento en las farmacias aragonesas, la AENPS recomienda visitar al médico que la prescribió para determinar la posibilidad de utilizar otro tratamiento. El doctos Bescós explica que existe un fármaco similar, con la misma composición, que es Vernies (0,4mg comprimidos sublinguales), y que "se podría prescribir a aquellas personas que han usado con cierta asiduidad la Cafinitrina". Por su parte, desde los laboratorios KERN Pharma informan de que el suministro de este medicamento se reestableció el pasado día 22 de julio, por lo que prevén que la demandada Cafinitrina vuelva a las farmacias aragonesas "en los próximos días". 

"Una complejidad en la fabricación nos hizo demorar el suministro de existencias, pero teníamos en previsión reestablecer el servicio en todas las farmacias a fecha del 31 de julio. El pasado día 22 se hizo ya un reparto a los principales mayoristas nacionales, así que creemos que esta no tardará en llegar a las farmacias de barrio", concluyen fuentes de la compañía. 

Ir al suplemento de salud.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión