Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

Investigadores españoles crean la 'enciclopedia' para luchar contra la leucemia

?Los científicos descifran por primera vez el genoma de más de 500 pacientes y hallan 60 genes cuyas mutaciones provocan los tumores.

La lucha contra el cáncer, de cualquier tipo, es un combate largo, denso y en muchas ocasiones infructuoso. Las complejidades de los cánceres provocaron que hace siete años decenas de centros de investigación formaran el Consorcio Internacional de los Genomas del Cáncer (ICGC) con el objetivo de descifrar, para cada uno de los 50 tipos de cáncer más frecuentes, el genoma de las células tumorales de más de 500 pacientes. El grupo español, encargado del estudio de la leucemia linfática crónica, ha sido el primero del ICGC en completar este objetivo.

El trabajo, dirigido por los doctores Carlos López-Otín, de la Universidad de Oviedo, y Elías Campo, del Hospital Clínic y la Universidad de Barcelona, ha contado con la participación de más de 60 investigadores de distintos centros.

"Descubrir el genoma de 500 pacientes es un recurso que se genera ahora del que no disponíamos", explica el doctor Xose S. Puente, de la Universidad de Oviedo, y primer firmante del artículo, publicado en la revista Nature, lo que confirma la utilidad de la secuenciación de genomas para conocer las causas genéticas del cáncer, identificar nuevos mecanismos que subyacen a su desarrollo y definir nuevas dianas terapéuticas para su tratamiento. "Este catálogo permite clasificar a los pacientes en distintos grupos dependiendo de qué gen tenga mutado, o si sus tumores van a progresar de una manera u otra o si el paciente va a responder mejor a un tratamiento", añade el investigador sobre la leucemia linfática crónica, que es la más frecuente en los países occidentales. Más de mil nuevos casos se producen al año en España.

Conocer qué cambios genéticos provocan el desarrollo tumoral y cómo influyen en las distintas fases de la enfermedad es un paso fundamental para mejorar el tratamiento del cáncer, que ahora va a contar con toda esta información. "Es la enciclopedia de los genes que están mutados y que provocan leucemia enfática crónica. Se va a ir completando a lo largo de los años con nuevos datos de otros centros que estudien los mismos genes", apunta el investigador. Toda esta información "novedosa" será compartida con todo el mundo. "Cualquier investigador que esté trabajando en leucemia enfática crónica en el mundo tendrá a su disposición esta información para que se aceleren las investigaciones", apunta el científico de la Universidad de Oviedo.

Tesoros en el 'ADN basura'

El otro aspecto importante de la investigación se encuentra en el lado oscuro del genoma o el "mal llamado" 'ADN basura'. Porque los aspectos fundamental del genoma, los que forman a la persona, como la información para hacer las proteínas que forman la hemoglobina o la creatina del pelo, solo ocupa el 2%. "El otro 98% no codifica proteínas. Parte del ADN lo que hace es regular lo que hacen los genes y otra parte sí que puede ser basura porque son elementos repetidos", apunta el doctor Puente.

El trabajo de los científicos a lo largo de estos quince años que se llevan estudiando el genoma no ha determinado de forma clara qué función tienen los elementos de esa zona oscura del genoma. Ahora, esta investigación española lo que ha hecho es analizar 500 tumores, donde han descubierto que en algunas zonas de ese 'ADN basura' se acumulan más mutaciones que en otros lugares.

"Parecen ser importantes para el desarrollo del tumor. En el laboratorio hemos hecho experimentos que demuestran que efectivamente algunas mutaciones en la zona oscura son las causantes del cáncer. Hasta ahora lo que se creía es que todas las mutaciones que causaban cáncer estaba en la zona codificante de proteínas", comenta el científico. El estudio revela también el impacto de diversas mutaciones en la evolución clínica de los pacientes. "Este trabajo proporciona un catálogo muy completo de las alteraciones genéticas más importantes que causan el desarrollo de esta leucemia", afirma el doctor Elías Campo.

Este hallazgo va a permitir a investigadores de otros campos del cáncer intentar respuestas en ese lado del genoma. "Para el resto de consorcios que están trabajando en genomas del cáncer, la pregunta ahora es si en otro tipo de cáncer también existen mutaciones en el lado oscuro que provoquen la transformación tumoral. Lo que sugiere es que no pase solo con la leucemia enfática crónica. Es una de las fronteras del conocimiento», señala Puente.

El Consorcio Español está formado por más de una docena de Instituciones, entre las que se incluyen el Hospital Clínic de Barcelona, el Instituto Universitario de Oncología de la Universidad de Oviedo, el Institut d'Investigacions Biomèdiques August Pi i Sunyer, la Universidad de Barcelona, el Barcelona Supercomputing Center, la Universidad de Deusto, el Centro Nacional de Análisis Genómico, el Hospital Universitario de Salamanca, el Hospital Universitario Central de Asturias, el Hospital Clínico de Valencia, el Institut Català d'Oncologia, el Centro de Investigación del Cáncer de Salamanca, el Banco Nacional de DNA, el Centre de Regulació Genómica de Barcelona, y el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas.

Ir al suplemento de salud.

Etiquetas
Comentarios