Salud
Suscríbete

Heraldo Saludable

Detectan el primer caso de consumo de 'flakka' en España

Un joven británico que estaba de fiesta en Magaluf resultó intoxicado al consumir esta sustancia.

Esta peligrosa droga provoca psicosis en sus consumidores.
Esta peligrosa droga provoca psicosis en sus consumidores.
DEA

La 'flakka' es una droga sintética, elaborada con metatinona, una variación química de de las 'sales de baño' (también conocida como la droga caníbal). Resulta una sustancia barata y de fácil acceso, pero sus efectos son muy graves. Uno de los mayores peligros que supone es la velocidad con la que actúa, ya que a los pocos minutos de su consumo llega al cerebro. Además, aunque los consumidores la toman buscando una sensación de euforia, la frontera entre los efectos positivos que buscan y una intoxicación mortal es muy reducida.

La sustancia produce alucinaciones, gran agresividad, paranoia y un sensación de superfuerza, por lo que en Estados Unidos se conoce como la droga de 'Hulk', el personaje de ficción incapaz de controlar su furia y su fuerza cuando se transformaba. También es capaz de provocar arritmias cardiacas tan rápidas y brutales que pueden acabar provocando un infarto al consumidor y sube la temperatura corporal por encima de los 38 grados, por lo que existen vídeos de personas que la han consumido arrancándose la ropa y corriendo desnudos por las calles. 

Hasta ahora se sabía que esta droga se consumía en Estados Unidos y Asia. En Europa, se habían dado solo tres casos (dos en Francia y uno en Polonia). Los tres terminaron con el fallecimiento del consumidor. Sin embargo, el viernes pasado saltaron las alarmas en España cuando un joven británico que estaba de fiesta en Magaluf tuvo que ser ingresado y, en el hospital, descubrieron que había consumido 'flakka'. El joven llegó al centro sanitario con 180 pulsaciones por minuto (cuando lo normal en un adulto en reposo sería tener de 60 a 90), hipertermia (38 grados) y un estado de paranoia. En esta ocasión, los médicos consiguieron salvarle la vida.

Esta droga no se detecta en los análisis habituales y, si alguien padece una intoxicación por esta sustancia, no existe un antídoto para salvarle. El único tratamiento posible es el soporte en función de los órganos dañados. Así salvaron la vida al joven británico, al que lograron estabilizar hasta que  metabolizó toda la dosis.

Ir a suplemento de Salud

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión