Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

"El mal uso del móvil puede acabar en ceguera parcial"

La zaragozana Celia Sánchez-Ramos, candidata al Premio Príncipe de Asturias, ha alertado de la sobreutilización a la que están sometidos los ojos durante la presentación en Tenerife de un protector para móviles que protege la retina.

Científicos españoles, entre los que se encuentra la zaragozana Celia Sánchez-Ramos, crean un protector para móviles que protege la retina.
Científicos españoles, entre los que se encuentra la zaragozana Celia Sánchez-Ramos, crean un protector para móviles que protege la retina.
Efe

La farmacéutica, doctora en Medicina Preventiva y Ciencias de la Salud y candidata al Premio Príncipe de Asturias de Investigación Celia Sánchez-Ramos Roda ha alertado este jueves de que el mal uso del móvil, de la tableta o del ordenador puede acabar en ceguera parcial.

En este sentido, Celia Sánchez-Ramos Roda, ha destacado en una entrevista la necesidad de usar protectores oculares que absorben la luz más tóxica y protegen la vista de la luz de los dispositivos móviles y electrónicos.

La experta, que imparte este jueves una conferencia en el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Santa Cruz de Tenerife sobre cómo se puede reforzar de forma artificial las defensas fisiológicas oculares para cuidar la salud visual, ha explicado que la sobreutilización que se está haciendo del órgano visual de manera "estrepitosa" puede dañar la mácula, una mancha de dos milímetros cuadrados localizada en la retina que sirve para poder leer y distinguir las caras.

Sánchez-Ramos Roda, que es fundadora del Laboratorio y Grupo de investigación de Neuro-Computación y Neuro-Robótica de la Universidad Complutense de Madrid, ha señalado que se pueden prevenir los daños oculares serios del fondo del ojo y, así, la ceguera parcial.

La luz, provenga de donde provenga, impacta en la misma zona de la retina durante toda la vida, en la zona macular, que es la que se puede proteger con los protectores oculares, que eliminan de la pantalla solo la luz que hace más daño sin apreciarse cambios de color.

Por ejemplo, los teléfonos móviles emiten una luz con mucha cantidad de azul que está muy cerca del ultravioleta, lo que puede ocasionar problemas en el fondo del ojo.

Esta entrada de luz es acumulativa y se suma a la que está en el ambiente y, en exceso, llega a ser tóxica de la misma manera que lo es para la piel, ha agregado la experta, quien ha reconocido que a la tecnología de la comunicación no se puede renunciar, pero sí protegerse ante sus efectos.

El objetivo es que las personas, igual que protegen su piel, lo hagan con sus ojos, ha aseverado la investigadora de la Universidad Complutense de Madrid, para la que hay un problema de conciencia respecto a la salud visual.

Por ello, se ha impulsado un plan general de educación para la salud visual digital, de la misma manera que hace ya más de 25 años se hizo otra campaña para alertar del cáncer de piel debido a la exposición al sol sin protección.

La experta ha hecho varias recomendaciones para evitar los efectos adversos de la luz.

Utilizar protectores oculares, no utilizar los dispositivos electrónicos durante más de ocho horas, evitar la luz directa y cambios de luz de un lugar a otro para no obligar al sistema a hacer un esfuerzo extra, son algunos de los consejos.

Descansar los ojos, que dan más del 85% de la información y reciben constantes impactos de luz todos los días en el mismo lugar, también es una buen práctica para cuidar el órgano visual.

Asimismo, considera importante que las empresas tomen conciencia e integren los protectores oculares en los dispositivos electrónicos, una integración que "no es tan cara" y evitaría daños futuros en el fondo del ojo.

Ir al suplemento de salud.

Etiquetas