Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

El Chagas afecta a más de 50.000 personas en España

Se estima que en Europa hay más de 80.000 personas presuntamente infectadas, de las cuales la mitad probablemente están en España.

Una familia en una comunidad guaraní del Chaco Boliviano, donde la mayoría de la población está afectada por el Mal de Chagas
Unas 67.000 personas están infectadas en España del mal de Chagas
ROSA CASTRO

En España existen más de 50.000 casos de la enfermedad de Chagas, convirtiéndose en el país europeo con más afectados, pero también el que más casos trata, con más del 5% de los pacientes en tratamiento.

Durante la presentación este jueves de la Fundación Mundo Sano en Madrid, dedicada a la investigación y concienciación sobre esta patología, el experto en enfermedades tropicales desatendidas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el doctor Pedro Albajar ha explicado que "la enfermedad de Chagas es una parasitosis que originalmente estaba restringida a América, desde Norteamérica hasta el sur de Chile. El aumento de los movimientos de población en número y en velocidad hicieron que la enfermedad se propagara rápidamente y se encontrara progresivamente en otros continentes, no solo en las Américas sino en Europa y el Pacífico Occidental".

La enfermedad de Chagas afecta a más de 8.000.000 de personas en todo el mundo y menos de un 1% tienen acceso a un tratamiento. "Se estima que en Europa hay más de 80.000 personas presuntamente infectadas, de las cuales la mitad probablemente están en España", ha señalado el director de la Unidad de Medicina Tropical del Hospital Ramón y Cajal, el doctor Rogelio López-Vélez.

Esta patología se contagia a través de un insecto, conocido comúnmente como vinchuca, que habita en zonas rurales de Latinoamérica. Otras formas de transmisión son las transfusiones de sangre, los transplantes de órganos, y de madre a hijo, durante el embarazo. El doctor Pedro Albajar ha afirmado que "Europa es un caso muy especial, porque no cuenta con el insecto transmisor, pero es un ejemplo de la historia reciente del intercambio de población".

El doctor López-Vélez explica que "una vez que adquieres la enfermedad, está silente o latente durante diez, quince, veinte o treinta años y da la cara después. Durante este tiempo se puede transmitir la enfermedad, por ejemplo, en el caso de una madre embarazada que no muestra ningún síntoma y lo transmite a su hijo".

Muchos de los pacientes no visitan al médico porque no se sienten enfermos, lo que permite que la enfermedad continúe desarrollándose y afectando principalmente al corazón, hasta "producir una patología cardíaca grave, importante, que si no se trata y no se detiene, evoluciona progresivamente hacia la insuficiencia cardíaca terminal", ha afirmado López-Vélez.

Otro de los motivos por el que el diagnóstico se complica es el miedo y la falta de información. La colaboradora de la Fundación Mundo Sano y afectada también por la enfermedad de Chagas, Briggite Jordan, ha señalado que "hay miedo a que seas acusado o mal visto", además de que "existe el concepto de que la enfermedad de Chagas es muerte, que una persona afectada muere muy pronto, e intentamos transmitir que si tomas el tratamiento o tienes la información en el momento indicado, puedes evitar empeorar y transmitirlo".

El único tratamiento para esta enfermedad crónica consiste en consumir una serie de fármacos durante 60 días, aunque "a los pacientes hay que seguirles para ver si el tratamiento es eficaz, porque no tenemos la certeza de que el tratamiento impida su desarrollo. Es una enfermedad crónica, que va a un paso lentísimo, y necesitamos muchos años para evaluar la eficacia del tratamiento", explica el doctor López-Vélez.

España, protagonista en la lucha

En España existen 140 centros que permiten realizar un diagnóstico de la enfermedad de Chagas, y en los que se tratan una media de 100 casos mensaules. Desde 2010, se han tratado a más de 3.000 pacientes, principalmente en Andalucía, Barcelona, Murcia y Valencia.

Además, en España existe un gran tejido de asociaciones de pacientes, que con la ayuda de colectivos como la Fundación Mundo Sano, crean campañas de concienciación e información sobre esta enfermedad. Pedro Albajar ha explicado que "las asociaciones de España han sido las que han hecho realidad la creación de la Federación Internacional de Asociaciones de Personas Afectadas por la Enfermedad de Chagas. El paciente o afectado necesita hablar sobre las barreras que causa esta enfermedad. Los desafíos no son solo biomédicos y científicos, también existen desafíos psicológicos y sociales".

Una enfermedad globalizada

A pesar de que la enfermedad de Chagas se considera endémica de las zonas rurales de Latinoamérica, los movimientos de población han permitido que se extienda hasta llegar a las grandes ciudades del sur de América y a otros continentes. Rogelio López-Vélez asegura que "es un ejemplo de la globalización. En el mundo en el que hoy vivimos, en el que el hombre ha viajado más que nunca en su historia, estas enfermedades se globalizan y en el caso de la enfermedad de Chagas ha sido así".

En cuanto a Europa, la causa de que España sea el país con más afectados responde a los movimientos migratorios, como explica Pedro Albajar: "la crisis latinoamericana en 2001 y la coincidencia de una serie de factores, como la dificultad para entrar en Estados Unidos por los visados y la proximidad cultural del sur de Europa, hacen que esta zona se establezca como un destino de inmigración importante, y no solo de inmigración, también de un aumento del intercambio en sus relaciones con Latinoamérica".

Estados Unidos, por su parte, es el país con más afectados por enfermedad de Chagas, algo que ha beneficiado a la visibilidad de esta patología. "Cuando una enfermedad afecta a países ricos, como Estados Unidos, que es el país con más afectados por enfermedad de Chagas fuera de América Latina, tiene una mayor visibilidad y más recursos. La globalización benefició a la visibilidad y a los recursos destinados a la investigación de la enfermedad", ha explicado el coordinador en España de la Fundación Mundo Sano, Juan José de los Santos.

Ir al suplemento de salud.

Etiquetas