Salud

Heraldo Saludable

​Aragón pone en marcha una tecnología pionera en España para tratar el cáncer de mama

Los especialistas del hospital Miguel Servet de Zaragoza administrarán radioterapia a la paciente en la misma sesión quirúrgica en la que se le extirpa el tumor.

​Aragón pone en marcha una tecnología pionera en España para tratar el cáncer de mama

El Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza acaba de incorporar a su arsenal terapéutico una tecnología pionera en España para tratar el cáncer de mama. Se trata de un sistema de Radioterapia Inatroperatoria, conocido como IORT (Intraoperative Radiation Therapy), que permite a los especialistas de este centro hospitalario administar el tratamiento a la paciente en la misma sesión quirúrgica que se le extirpa el tumor. 

En el cáncer de mama, la radioterapia es una parte esencial del tratamiento y precisamente en este área se da un creciente interés por utilizar técnicas que permitan combinar una mayor eficacia para erradicar las células tumorales con un menor riesgo de efectos secundarios.

En este sentido, el nuevo equipamiento que ha adquirido el Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza en régimen de renting para cuatro años está diseñado para desarrollar radioterapia intraoperatoria de mama, entre otras aplicaciones, y se trata del modelo Axxent EBX, de la marca Xoft, que en España comercializa la empresa Aplicaciones Tecnológicas S.L. Este aparato, cuyo coste es de 650.760 euros, es el primero que llega a España y que requiere de la autorización del Consejo de Seguridad Nuclear. 

Un sistema de radioterapia pionero en España

Según han informado desde el departamento de Sanidad, esta tecnología médica permite administrar la radiación ionizante justo en el lecho del tumor, en la mama. "A la paciente se le extirpa el nódulo en quirófano y acto seguido, en el mismo operatorio, se le irradia la zona donde estaba el tumor para eliminar posibles restos de células malignas. De esta forma se intenta evitar que esas células vuelvan a multiplicarse y se reproduzca el cáncer", explican. 

Para irradiar esa zona, se introduce un pequeño globo -que en su interior contiene un microtubo de rayos X- dentro del pecho, "justo donde se ha extirpado el tumor", precisan. En ese momento, se emite la radiación y tras realizarse esta operación, se retira y se cierra la herida.

El tiempo de radiación oscila entre los 12 y los 15 minutos, lo que equivale a cinco semanas de tratamiento en el acelerador de electrones (28 sesiones). De esa forma, la mujer ya operada no tiene que volver al hospital para someterse a sesiones en Oncología Radioterápica. "Se evitan molestias para ella, puesto que en un solo día recibe todo el tratamiento, y se libera el acelerador para otros procesos neoplásicos, ya que la radioterapia es cada vez más demandada para vencer el cáncer", subrayan fuentes hospitalarias. Solo en 2014 fueron tratados 1.500 pacientes en Oncología Radioterápica del Hospital Miguel Servet de Zaragoza.

En la actualidad, existen varias técnicas de radioterapia interna (llamada braquiterapia) con amplia experiencia tanto para cánceres urológicos o ginecológicos, que ya se desarrollan en Aragón. La diferencia con la tecnología pionera es que, a diferencia de esta (Axxent EBX), las convencionales se sirven de isótopos radiactivos. "Con la máquina recién adquirida en el Servet, la radiación se emite a través de un microtubo de rayos X. Ello supone, que sin corriente eléctrica no contiene ningún elemento radiactivo", indican.

Lucha contra el cáncer, en Aragón

En Aragón se diagnostican entre 750 y 800 casos anuales de cáncer de mama y se estima que un 30% de las aragonesas podrían beneficiarse de la nueva tecnología, que está indicada para tumores que reúnen unos determinados criterios, como un tamaño menor a dos centímetros y otras características genéticas y de localización. Además, las aplicaciones de esta máquina son mayores ya que el mismo aparato se va a poder utilizar para radiar tumores ginecológicos y administrar tratamientos superficiales de piel.

Tras un periodo inicial desde su puesta en marcha, desde Sanidad aseguran que "se irán aumentando paulatinamente las indicaciones médicas en las que se utilizará este equipamiento que prestará servicio a las mujeres que lo necesiten de toda la Comunidad".

Antes de iniciar los tratamientos con esta tecnología puntera en Ginecología, Anestesia, Cirugía General, Radiofísica, Radioterapia, Radiología, Anatomía Patológica, y Medicina Nuclear, es preciso que un equipo de profesionales del Hospital se forme en Oporto y California, donde cuentan con experiencia al respecto. "Algunos de los profesionales deben recibir el adiestramiento preciso para implantar la prestación aquí", señalan fuentes hospitalarias. Así, médicos de Oncología Radioterápica y cirujanos de la Unidad de Mama (Ginecología y Cirugía General) implicados en el procedimiento van a acudir a formarse a Portugal, mientras que los radiofísicos lo harán a EE. UU.

Ir al suplemento de salud.

Etiquetas