Salud

Heraldo Saludable

Beber cerveza podría ser beneficioso en la menopausia

El alto contenido en antioxidantes, vitaminas y fitoestrógenos de la bebida incide en los niveles estrogénicos.

Cerveza Kölsch
Beber cerveza podría ser beneficioso en la menopausia

El consumo moderado de cerveza podría tener efectos beneficiosos en la salud de la mujer durante la menopausia y el climaterio, por su alto contenido en antioxidantes, vitaminas y fitoestrógenos naturales, los cuales podrían tener una incidencia significativa en los niveles estrogénicos de la mujer en esta etapa de su vida.

Así lo ha asegurado el jefe del servicio de Ginecología del Hospital Puerta de Hierro de Madrid, Tirso Pérez Medina, con motivo del 'XV Encuentro Nacional de Salud y Medicina de la Mujer' (SAMEM), que estos días se celebra en Madrid.

Los beneficios del consumo moderado de la cerveza durante la menopausia y climaterio se deben a que en esta etapa las mujeres experimentan una disminución estrogénica que puede verse contrarrestada por la acción de los polifenoles, capaces de inhibir la oxidación propia del envejecimiento causada por los radicales libres, y por los fitoestrógenos, que actúan de forma similar a las hormonas femeninas o estrógenos.

"La cerveza, tomada con moderación, puede ser una buena opción para las mujeres sanas durante la menopausia y el climaterio, debido a las propiedades que le confiere su baja graduación alcohólica, al aporte de vitaminas y nutrientes, así como por su contenido en fibra, polifenoles y fitoestrógenos, que actúan en la regeneración del hueso", ha puntualizado el experto.

De hecho, según una investigación realizada por la Unidad de Investigación en Endocrinología de la Clínica Mayo en Minnestota (Estados Unidos), el silicio puede ser un componente favorable para la formación de masa ósea, porque aumenta la proliferación osteoblástica, la síntesis del componente extracelular de hueso e incrementa la actividad de los marcadores propios de las células que forman el hueso como la fosfatasa alcalina y la osteocalcina.

En este sentido, la ingesta moderada de cerveza, sin que supere los 400 mililitros diarios en el caso de las mujeres y los 600 mililitros diarios en el caso de los hombres se asocia positivamente con la densidad de masa ósea debido a su contenido de silicio, que aporta al organismo unos 15 miligramos del mineral. Dicha cantidad resulta significativa, teniendo en cuenta que la ingesta media de silicio en los países occidentales oscila entre los 20-50 miligramos al día.

Asimismo, un estudio elaborado por la Universidad de Extremadura, y publicado en la revista 'Nutrition', mostró que la ingesta moderada de cerveza podría tener efectos positivos en la masa ósea de las mujeres postmenopáusicas, por su contenido en flavonoides y su bajo contenido alcohólico.

La mujer y los antioxidantes

Por otra parte, el doctor ha recordado que hay una relación causa-efecto entre el estado nutricional de la mujer durante la menopausia y el riesgo de desarrollar enfermedades como la arterioesclerosis, la diabetes o las enfermedades neurodegenerativas que tienen como factor común el estrés oxidativo.

En esta línea, prosigue, durante la menopausia las sustancias antioxidantes cobran especial interés por ser fuente de polifenoles, vitaminas, minerales y fitoestrógenos que pueden contribuir al tratamiento de diferentes trastornos y pueden intervenir sobre determinados procesos vitales como el crecimiento celular y el metabolismo.

Por ello, Pérez Medina ha recomendado incrementar el consumo de alimentos ricos en sustancias antioxidantes y ha insisto en que la cerveza, al igual que otras bebidas fermentadas, podrían evitar los daños que se puedan generar en el ADN de las células ante situaciones de estrés, por su contenido en polifenoles como el 'xanthohumol' que derivan de sus ingredientes naturales.

Respecto a otras etapas de la vida de la mujer, como el embarazo o la lactancia, el especialista ha aseverado que el consumo moderado de cerveza puede aumentar hasta en un 30 por ciento la capacidad antioxidante de la leche materna.

De hecho, el estudio 'Efecto de la cerveza sin alcohol sobre la leche materna', elaborado por el Hospital Peset de Valencia, concluyó que las madres que habían seguido la dieta suplementada con cerveza sin alcohol presentaban un aumento antioxidante, tanto en su sangre como en su orina. Además, observó que los bebés cuyas madres siguieron una dieta complementada con cerveza sin alcohol manifiestan un menor nivel de oxidación celular en su orina.

Etiquetas