Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

Cinco claves para hacer ejercicio al aire libre en invierno

Ejercitarse en la calle es una costumbre saludable y barata pero, ¿es recomendable hacerlo en los meses más fríos?

Clase de taichi para personas mayores, en el parque Delicias de Zaragoza.
Cinco claves para hacer ejercicio al aire libre en invierno
Heraldo

Para mantener una vida activa y saludable no hay nada como hacer ejercicio a diario. Durante los meses de invierno, los gimnasios están muy bien para no perder el hábito de practicar deporte sin tener que sufrir el frío que hace en la calle. Sin embargo, tienen un pequeño 'handicap' y es que, cuestan dinero.

Quienes no se lo puedan permitir siguen teniendo la opción de salir al parque o a la calle pero, ¿es saludable practicar deporte al aire libre con el frío del invierno? Lo es, siempre y cuando se sigan una serie de reglas, más o menos, de sentido común. 

1.- Vestir de forma adecuada. Al salir a correr, por ejemplo, hay que tener en cuenta que el esfuerzo va a estimular nuestra circulación por lo que pasaremos más calor en la calle que cuando salimos para ir andando al trabajo. Además, también hay que tener en cuenta la posibilidad de que se sude.

Por eso, es importante contar con buenas prendas térmicas, que deben llevarse pegadas al cuerpo. Son transpirables pero nos ayudarán a mantener la temperatura corporal.  Los más frioleros pueden completar su equipación con una prenda intermedia que les ayude a conservar el calor pero, lo que resulta imprescindible para todos es completar el atuendo con una capa de cortavientos, que es la que nos permitirá mantener nuestro cuerpo caliente y protegido de inclemencias meteorológicas como agua, nieve o viento.

2.- Dejar las prendas de algodón para el verano. El algodón nos sirve de abrigo en el caso de que no sudemos. Si salimos a a hacer ejercicio con una camiseta de algodón y sudamos, esta se empapará, se quedará helada por la temperatura ambiente y bajará nuestra temperatura corporal. Es la forma más fácil de conseguir un resfriado..

3.- Elegir prendas transpirables que ayuden a conservar el calor pero no empapen incluye los pies. Los calcetines son un complemento importante para tener en cuenta a la hora de vestirse. 

4.- Puede que el terreno por el que se salga esté mojado, nevado helado, por eso es importante contar con unas zapatillas impermeables y que se agarren bien al suelo. 

5.- La cabeza es un punto importante por el que se pierde calor y no es recomendable dejarla a su suerte. Un gorro ajustado que no empape es de gran utilidad. Lo mismo ocurre con las manos. Son partes del cuerpo muy expuestas al frío y de las que, normalmente, uno se olvida al hacer ejercicio. Unos guantes ligeros que ayuden a que los dedos no pierdan calor pueden resultar imprescindibles. 

Volver al suplemento de salud. 

Etiquetas