Salud
Suscríbete

Heraldo Saludable

Falsos y caducados: los peligros de comprar medicamentos a través de internet

Muchos carecen del principio activo y el año pasado se cerraron 233 webs en España. Los pacientes se organizan para comprar y vender los tratamientos sobrantes.

Medicamentos a la venta en internet
Falsos y caducados: los peligros de comprar medicamentos a través de internet

Aunque la sabiduría popular dicte que con la salud no se juega, no son pocos los que por buscar un ahorro o soluciones rápidas acuden al gran bazar de internet para surtirse de medicamentos. Una práctica que puede ser del todo nociva si no se toman las precauciones oportunas, ya que según la Organización Mundial de la Salud (OMS) más del la mitad de las medicinas compradas por internet están falsificadas.

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) es el organismo que trata de poner coto a esta práctica en España, desarrollando actuaciones específicas. Solo el año pasado cerró un total de 223 páginas web que vendían todo tipo de preparados al margen de la ley en un negocio que mueve millones de euros cada año. Asimismo, las memorias policiales arrojan un dato preocupante: desde 2006 se ha triplicado el número de productos médicos aprehendidos en las fronteras comunitarias.

Según los informes periódicos de la Aemps, los remedios más vendidos a través de plataformas online son los que tratan la impotencia masculina (viagra) y la fertilidad femenina, el dolor de cabeza, el alzhéimer y la tos. Los antiácidos ocupan también un lugar preferente en este particular ranquin, así como tratamientos para la ansiedad, esquizofrenia, parkinson, epilepsia, obesidad y asma. Muchos de ellos, apuntan, "carecen del principio activo o lo llevan en una cantidad insuficiente".

Fuentes de la agencia advierten de que "se debe evitar la compra en cualquier farmacia online que no esté autorizada, y así esté especificado, por el Gobierno, ya que la compraventa ilegal de medicamentos "puede causar un daño grave a la salud de las personas, a la vez que repercute negativamente en la hacienda pública y en el mercado español de medicinas".

Desde el pasado mes de noviembre, en España está prohibido vender a través de internet medicamentos que requieran receta, pero sí se pueden adquirir legalmente calmantes y antiinflamatorios -como el paracetamol o el ibuprofeno-, o antiácidos y jarabes para la tos en las farmacias acreditadas por las autoridades sanitarias.

"Vendo media caja de..."

Otra de los patatas calientes de la industria es la venta de medicamentos en foros especializados y en los portales de segunda mano más frecuentados de internet. En ellos se publicitan los excedentes de medicinas poco comunes y con un precio relativamente elevado. De este modo el vendedor consigue dar salida a un producto al que ya no va dar más uso y el comprador cubre por mucho menos dinero del habitual una necesidad sanitaria. También pueden encontrarse medicamentos ya utilizados a través de grupos de compraventa en Facebook.

En este 'mercadillo' predominan los tratamientos más populares de fertilidad femenina, como el Orgalutran, el Menopur y el Puregon. Basta hacer un rápido rastreo por la red para encontrar cientos de ofertas. Las vendedoras alegan cambios de tratamiento o la finalización del mismo, motivos que acompañan de suculentas ofertas: de casi 450 euros que puede costar una caja, se ofrecen precios mucho más reducidos. Fuentes del Ministerio de Sanidad avisan de que estas prácticas son "totalmente ilegales" y lamentan que haya "gente que busque el lucro" -ya que estas medicinas pueden ser adquiridas con descuento en farmacia-.

La Policía aconseja "evitar en todo caso adquirir estos productos, ya que además de no estar permitido, la fecha de caducidad puede estar modificada o su estado de conservación no ser el óptimo". Además, estas mismas fuentes recuerdan que "lo aconsejable, en todos los casos, es seguir los pasos que nos marca el médico y comprar la medicina cuándo y dónde se nos indique".

Etiquetas