Despliega el menú
Salud
Suscríbete

Heraldo Saludable

La exclusión sanitaria aumenta los índices de alcoholismo

Varios artículos destacan las consecuencias de los recortes en las prestaciones médicas y sociales.

Los problemas de exclusión sanitaria aumentan los índices de alcoholismo
La exclusión sanitaria aumenta los índices de alcoholismo

Los problemas de exclusión social sanitaria aumentan los índices de alcoholismo y la prevalencia de patologías mentales, según se muestra en el número 42 de la revista digital 'EIDON', de la Fundación de Ciencias de la Salud.

En este contexto, destacan los artículos 'Enfermedad y exclusión social: De la salud como derecho a la salud como mercancía', de Sergio Minué Lorenzo; y 'La exclusión sanitaria en España', de Pedro Fuentes. En ellos se explican ampliamente las consecuencias del Real Decreto 16/2012 que el Gobierno dictó para recuperar las figuras del asegurado y del beneficiario y aumentar las prestaciones en las que el usuario debe pagar.

Medidas que, tal y como se plasma, han tenido "efectos negativos" en las personas excluidas ya que impiden acceder a los servicios a aquellos que más lo necesitan. "Como consecuencia, unas 750.000 personas se quedaron sin tarjeta sanitaria, a lo que hay que sumar los sucesivos recortes presupuestarios que merman todavía más la calidad de los servicios ofrecidos", ha comentado el autor del artículo y miembro del Equipo de Promoción de Derechos y Economía Solidaria de Cáritas Española, Pedro Fuentes Rey.

El presidente de la Fundación de Ciencias de la Salud, Diego Gracia, ha apostillado que la actual legislación "priva" a las personas excluidas de algunos derechos. Ha recordado que la sociedad, tanto a nivel individual como colectivo, tiene obligaciones con ellos y ha comentado que un "buen ejemplo" de la conciencia social que existe actualmente en torno a este problema de la marginación es el auge de las organizaciones no gubernamentales (ONGs) y otras asociaciones como Cáritas.Conflictos éticos en la práctica asistencial

Por otra parte, la publicación también incluye un artículo sobre los conflictos éticos en las decisiones clínicas de la práctica hospitalaria y sobre sus posibles repercusiones en la calidad asistencial, realizado por Francisco Javier Estebaranz, médico inspector del Servicio Andaluz de Salud, y otros colaboradores.

Se trata de un estudio realizado a partir de los resultados obtenidos en dos grandes hospitales de la provincia de Málaga, de donde se extrae que un 14,4 % de las decisiones tomadas en las Unidades de Cuidados Intensivos y un 6 % de las planteadas fuera de ellas plantean problemas éticos a sus responsables. Además, un 30,4 % de las reclamaciones de los pacientes en esos hospitales están vinculadas a problemas éticos.

"La falta de detección de muchas de estas situaciones y la no utilización de los recursos de apoyo existentes para mejorar su abordaje, indican que queda aún un largo camino para una incorporación efectiva de los procedimientos de la bioética a la práctica clínica", ha apostillado Estebaranz.

De hecho, prosigue, son los comités de ética de los hospitales los organismos encargados de atender estas peticiones y darles solución. Sin embargo, según se desprende de este estudio, el porcentaje de casos o conflictos que llegan hasta ellos es apenas del 1 %.

"Los comités han sido hasta ahora el gran motor en la toma de decisiones morales, pero ha llegado el momento de promover la figura del consultor, para que dinamice la función de estos comités y ayude al profesional en la resolución del conflicto", ha zanjado Gracia.

Ir al suplemento de salud.

Etiquetas