Salud
Suscríbete

Heraldo Saludable

​Suprimen las ayudas a la Unidad de Tabaquismo, que trataba a más de 400 usuarios al año

La responsable ha tenido que prescindir de sus dos empleados. Ahora se centra en la labor de investigación.

La doctora Isabel Nerín, en una imagen de archivo
​Suprimen las ayudas a la Unidad de Tabaquismo, que trataba a más de 400 usuarios al año
Oliver Duch

Los aragoneses con una alta dependencia de la nicotina ya no tienen a su disposición un centro público de referencia con el que lograr deshabituarse y mejorar su salud. "Este año, debido a los recortes, no ha sido posible llevar a cabo el programa que veníamos desarrollando. A diferencia de años anteriores tenemos cero euros de presupuesto", lamenta Isabel Nerín, directora de la Unidad de Tabaquismo de la Universidad de Zaragoza, además de profesora en el departamento de Medicina, Psiquiatría y Dermatología.

"Los gestores que toman las decisiones deben entender que el dinero que se destina a prevención no es un gasto, sino una inversión porque ahorra costes a muy corto plazo", lamenta la doctora Nerín. La responsable del servicio, de referencia en la Comunidad, explica que "los fumadores tienen más enfermedades y patologías, lo que se traduce en gastos sanitarios directos, así como mayor absentismo y dependencia sanitaria en el futuro. Los hospitales están llenos de fumadores con cardiopatías, enfermedades respiratorias, cánceres de pulmón, laringe... este servicio era una inversión con resultados a muy corto plazo".

La doctora considera que "quienes pasaban por nuestras instalaciones eran personas con polipatologías y que precisaban un tratamiento intensivo, no el apoyo puntual que se les puede prestar en Atención Primaria, que es lo que pretende el Gobierno autonómico".

Desde 1998, cuando se puso en marcha el servicio de deshabituación y prevención contra el tabaquismo, y hasta el pasado 31 de diciembre, cada año se trataba a "entre 400 y 500 usuarios con una gran dependencia de la nicotina", y también atendía "muchísimas llamadas telefónicas". La falta de ingresos en este 2014 ha provocado que la doctora haya tenido que prescindir de los dos empleados que tenía contratados en la unidad.

El programa, apunta la experta, constaba de "un tratamiento intensivo farmacológico y otro psicológico y de una terapia grupal. Cada paciente acudía a ocho sesiones durante los primeros tres meses de tratamiento y luego se somete a un seguimiento de refuerzo". La tasa de éxito, del 60%, se traduce en que entre 240 y 300 aragoneses lograban dejar de fumar cada año.

Además de la ya extinta labor asistencial, la Unidad de Tabaquismo lleva adelante una fuerte labor investigadora, realizando estudios relevantes y tesis doctorales, y colaborando con la legislación española en materia de salud.

El cáncer de pulmón crece entre las mujeres

El cáncer de pulmón gana cada vez más espacio dentro de las causas de defunción de la población femenina. "El consumo de tabaco y los problemas que genera es un problema creciente en la mujer. Los estudios estiman que en 2015 las muertes por cáncer de pulmón en las mujeres españolas superarán por primera vez a los causados por cáncer mama", alerta Nerín.

El último informe de la DGA sobre cáncer de pulmón revela que la incidencia bruta en Aragón es 49,4 casos nuevos por cada 100.000 habitantes y año (unos 640 casos nuevos al año). Las tasas son superiores en hombres que en mujeres en todos los grupos de edad, excepto en las edades de 40 a 44 años donde las mujeres presentan tasas ligeramente más elevadas que los hombres.

Etiquetas