Salud

Heraldo Saludable

Los cinco últimos detenidos en la operación Pharmakon, en libertad con cargos

En el marco de la investigación de un presunto fraude en la venta de medicamentos.

El Juzgado de Primaria Instancia e Instrucción número 3 de Teruel ha decretado libertad con cargos para las cinco personas detenidas esta semana dentro de la operación Pharmakon, que investiga un presunto fraude en la venta de medicamentos. 

Cuatro de ellos fueron detenidos el pasado martes, 14 de octubre, en la capital aragonesa, junto a una quinta persona que quedó en libertad con cargos ese mismo día, en el que se registraron cinco farmacias y se precintaron cuatro. 

La quinta persona que ha quedado en libertad con cargos este viernes es la detenida el miércoles, 15 de octubre, en el municipio zaragozano de Vera del Moncayo, cuya botica también quedó precintada. 

Estas cinco personas fueron trasladadas tras su detención a la Comandancia de la Guardia Civil de Teruel, que coordina estas actuaciones, y han pasado ha disposición judicial este viernes, tras lo que el titular del Juzgado de Primaria Instancia e Instrucción número 3 de Teruel les ha tomado declaración.

OPERACIÓN

La operación Pharmakon se inició el pasado mes de mayo, cuando fue detenida la farmacéutica de Palomar de Arroyos (Teruel), que se halla todavía en la cárcel, igual que dos almacenistas y distribuidores de medicinas de Barcelona y Granada. 

Además, hace unas semanas fueron arrestados los farmacéuticos de Cariñena y Aguilón, en la provincia de Zaragoza, y de Peñarroya de Tastavins y Monroyo, en la de Teruel. El juez decretó prisión a los tres primeros, aunque la boticaria de Peñarroya de Tastavins la eludió al pagar una fianza. 

Asimismo, el farmacéutico de Alloza ingresó en la cárcel el viernes, 3 de octubre, tras ser detenido el miércoles, 1 de octubre, junto a los titulares de las oficinas de farmacia de Arcos de las Salinas, Alcalá de la Selva, Villafranca del Campo y Mosqueruela, quienes quedaron en libertad provisional con cargos. 

El juez mantiene el secreto de las actuaciones, que decretó al inicio de las mismas, si bien la trama podría deberse a la venta por parte de los farmacéuticos de medicinas a los almacenistas, cuando solo pueden dispensarlas con receta, para que estos últimos las consiguieran a un precio más barato y las destinaran a la exportación. 

A día de hoy, siguen precintadas las farmacias de Alloza, Cariñena, Aguilón y Palomar de Arroyos, además de tres de las cuatro registradas este martes y la de este miércoles.

Etiquetas