Salud

Heraldo Saludable

Personal de una unidad de amenaza bacteriológica se desplaza al Carlos III de Madrid

Voluntarios de este equipo experto en amenazas nucleares y bacteriológicas del SAMUR han asumido la formación del personal sanitario para atender a la auxiliar contagiada, ante la negativa de parte de los sanitarios a trabajar en dicha planta.

Personal de una unidad de amenaza bacteriológica (NBQ) del SAMUR se ha desplazado, a las 17.00, al hospital Carlos III de Madrid para proporcionar "formación especializada" al personal que atiende a la auxiliar de enfermería contagiada y gestionar la crisis del ébola en este hospital, según han informado a este periódico fuentes de la sanidad madrileña.

El "temor" de los sanitarios a trabajar en el centro tras detectarse el primer contagio de ébola en España ha podido motivar el desplazamiento de esta unidad de emergencia entrenada para hacer frente a una amenaza bacteriológica. 

"La gente está muy reacia a trabajar porque no nos fiamos y hay problemas con enfermería para conseguir personal que atienda a los afectados. Somos personas y queremos estar preparadas", reconocen fuentes hospitalarias.

Según ha podido saber HERALDO.es, personal voluntario de unidades bacteriológicas del SAMUR atendió ya el pasado 18 de septiembre a un viajero que llegó procedente del extranjero y que presentaba síntomas de la enfermedad, aunque finalmente se descartó que se tratase de un caso de ébola. Fuentes consultadas de la Sanidad madrileña se preguntan ahora "por qué esta unidad del SAMUR no ha colaborado antes con el tratamiento de esta paciente" y lamentan que se haya estado trabajando con medios "que no eran los adecuados" desde que fueron repatriados los misioneros contagiados y llegara con ellos el ébola a España.

"Ha habido un fallo de seguridad y se ha intentado culpabilizar al personal y a la propia paciente", denuncian las mismas fuentes, quienes aseguran que la incorporación de esta unidad NBQ del SAMUR supone "un salto cualitativo importante" porque constituye "un reconocimiento de que los medios que había antes eran insuficientes".

"Suma prevención"

El personal médico consultado insiste en que se está actuando con "suma prevención" tras los fallos detectados, no obstante, critican que hasta que no ha empeorado el estado de salud de la auxiliar contagiada no se hayan tomado medidas de este tipo ni se haya recibido la formación necesaria. "Siempre hemos dicho que queremos que nos entrene alguien cualificado y en estos ocho meses no ha habido más que papeles e improvisación", aseguran. 

Por su parte, el personal del SAMUR que se ha desplazado esta tarde al Hospital Carlos III de Madrid está especializado en el manejo de personas con alto riesgo de diseminación y contagio de la enfermedad.

"Ahora hay siete personas ingresadas y vigiladas –incluidos los médicos de Alcorcón que exploraron a la paciente infectada- y se están haciendo análisis para controlar que no hay más casos positivos ", explican fuentes sanitarias.

Por su parte, fuentes del hospital Carlos III de Madrid han confirmado que la formación impartida esta tarde era un "curso complementario" que estaba "previsto antes del ingreso de la paciente contagiada".

Etiquetas