Salud
Suscríbete por 1€

Heraldo Saludable

Los 'business angels' de Araclon Biotech

ModLang, primer inversor de Araclon Biotech, y Grifols, actual accionista mayoritario, en la inauguración de la nueva sede.

La empresa de I+D Araclon Biotech ha inaugurado su nueva sede en Zaragoza, en un acto al que ha asistido la presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, varios consejeros del Gobierno de Aragón y de La Rioja, y el embajador de Israel.

Araclon Biotech es una empresa aragonesa especializada en prevención y diagnóstico frente al alzhéimer y otras enfermedades degenerativas. Una treintena de profesionales, de los que un 80% son investigadores, componen la plantilla de la sede zaragozana. Las nuevas instalaciones, con una superficie de 1.500 metros cuadrados, cuentan un laboratorio dotado con las tecnologías más avanzadas.

Araclon se fundó en 2004 por el profesor Manuel Sarasa, continuando las investigaciones sobre el Alzhéimer que este científico realizaba en la Universidad de Zaragoza. Al poco de nacer, la empresa se enfrentó al riesgo de un prematuro fin, ante la falta de inversores. En esos momentos, la ayuda llegó de los que Manuel Sarasa ha denominado en su discurso de esta mañana como “business angels de Araclon”. “El camino hasta llegar aquí no ha sido fácil, -ha afirmado el doctor Sarasa-, para poder llegar hemos tenido la ayuda de varios ángeles, el primero, José Luis, quien se unió al proyecto y me presentó a otros dos ángeles, Judith y Esteban, que posibilitaron que el proyecto avanzara”.

Judith Oldham y Esteban de la Cruz, presentes en el acto, son propietarios del centro de enseñanza de inglés ModLang, de Zaragoza. Esteban de la Cruz recordaba luego cómo José Luis Uliaque, actual responsable de Marketing de Araclon Biotech, "era alumno nuestro en ModLang y nos habló de la situación ante la que se encontraba la empresa, y pensamos que este proyecto de ninguna manera podía perderse". La ayuda en ese momento fue de “unos miles de euros”, señala De la Cruz, con los que entraron en el accionariado de Araclon. Esta aportación que, explicó el doctor Sarasa, “Judith y Esteban hicieron a pesar de que hubo quien les aconsejó no hacerlo”, fue un auténtico balón de oxígeno para la empresa que pudo así mantenerse hasta que llegaron otros inversores. La entrada de ModLang en Araclon supuso también que “se pusiera valor a la compañía, a través de la auditoria motivada por la incorporación de ModLang como nuevo socio”, se recordó durante el acto.

Araclon Biotech se enfrentó hace dos años a otra gran crisis, con un ERE pendiendo sobre sus entonces 22 trabajadores en plantilla. Fue en ese momento cuando Grifols, compañía multinacional con sede en Barcelona, y la tercera del mundo en la producción de medicamentos biológicos derivados del plasma, se convirtió en socio mayoritario de Araclon, con el 51% del accionariado.

En la actualidad, Araclon Biotech desarrolla varias líneas de investigación para prevenir y frenar el Alzheimer. La más avanzada es el kit de diagnóstico temprano de la enfermedad basado en biomarcadores de la sangre, un diagnóstico que ahora solo se produce en fases avanzadas de la enfermedad. Se encuentran también muy evolucionados los estudios para crear una vacuna que prevenga del Alzhéimer. La vacuna ya ha pasado la fase de experimentación animal y ha comenzado a testarse en humanos.

“El objetivo principal de Araclon y de Grifols, -afirmó Sarasa-, es erradicar el Alzheimer, trabajando conjuntamente”. Se estima que en España existen unos 800.000 enfermos de Alzheimer, y que una de cada diez persona mayor de 65 años la padecerá.

Etiquetas