Despliega el menú
Aragón

Sáez estrena la campaña de vacunación contra la gripe

El consejero de Sanidad defiende las ventajas de esta medida que recomienda a todos para los que está indicada.

El consejero de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Antonio Sáez Aguado, se vacuna contra la gripe en el primer día de campaña de vacunación,
El consejero de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Antonio Sáez Aguado, se vacuna contra la gripe en el primer día de campaña de vacunación,
Efe. Nacho Gallego

Un año más el consejero de Sanidad, Antonio Sáez, ha recibido el pinchazo "indoloro" de la vacuna contra la gripe, de múltiples beneficios individuales y colectivos, y ha estrenado la campaña de vacunación, que comienza este lunes, con un llamamiento especial a los grupos de riesgo y colectivos sanitarios.

El titular de Sanidad ha defendido las ventajas de esta vacunación, que ha recomendado a todos para los que está indicada, ya que además de ser preventiva reduce las complicaciones de la enfermedad, la morbilidad y la mortalidad, ya que "hay ciudadanos que mueren directa o indirectamente" por la gripe cada año.

También ha apelado al impacto económico, en forma de baja laboral, para hacer ese llamamiento a que los grupos de riesgo y los servicios esenciales se vacunen contra la gripe, como los sanitarios, que recibirán mensajes tanto individualizados como a través de sus servicios de prevención.

Coincidiendo con el inicio de la campaña de vacunaciones, este lunes los funcionarios de la administración regional han recibido el mensaje que recuerda que los grupos de riesgo deben vacunarse, ha explicado el consejero.

La enfermera de Pediatría Puri, que trabaja en el centro de salud de la Casa del Barco, en los anexos a la Consejería de Sanidad, ha sido la encargada de suministrar la vacuna a Sáez.

No le ha dolido "nada", y en un par de segundos, tras serle puesta la correspondiente tirita en el brazo -una adaptada para niños-, ya estaba listo para continuar con su jornada laboral.

La campaña se prolongará siete semanas, hasta el 23 de diciembre, con 672.000 dosis dispuestas.

La pasada temporada se detectaron 25.408 casos de gripe en la Comunidad, de los que el 0,9% fueron graves -la mayor parte en no vacunados-.

Uno de cada cuatro pacientes por gripe en la anterior temporada en edad de trabajar, esto es entre quince y 65 años, causó baja laboral por esta enfermedad en la Comunidad, que presenta el segundo mejor dato de vacunaciones por autonomías, con un 22,02% de la población, sólo superada por La Rioja, que se eleva al 64,46% en el caso de mayores de 65 años.

Aunque se espera una temporada de gripe similar a la anterior, hasta que no llegue no se sabrá su incidencia, que el año pasado fue epidémica, esto es con más de 54,2 casos por cada 100.000 habitantes, entre las últimas semanas de enero y primeras de febrero, y un pico máximo en la semana nueve de 2016 de 169,5 casos por 100.000, aunque en otras temporadas ha llegado a los 400.

Junto a los grupos de riesgo y embarazadas, el consejero ha incidido en que se deben vacunar quienes puedan transmitir la gripe a personas de riesgo, esto es los trabajadores de centros asistenciales para personas mayores o similares, estudiantes en prácticas en centros sanitarios, y cuidadores y personas que convivan con pacientes riesgo.

También se aconseja la vacunación, por esa posible transmisión, a los profesionales que trabajen en servicios esenciales para la comunidad, como bomberos, policía, protección civil o emergencias; y además a trabajadores de granjas y mataderos de aves y otros relacionados con medioambiente; y profesores y educadores de educación infantil y guarderías.

Como en anteriores campañas, la vacunación se hará en los centros de salud o sanitarios habituales a través de la petición de cita previa en el centro de salud correspondiente.

La Consejería recomienda que la petición de cita se haga de forma escalonada a lo largo de la Campaña, para favorecer un uso racional y adecuado de los servicios asistenciales sanitarios.

Por provincias, se han distribuido 48.100 dosis para Ávila; 85.000 en Burgos, 107.630 en León; 40.870 en Palencia; 79.810 en Salamanca; 39.000 en Segovia; 24.480 en Soria; 122.280 en Valladolid, y 53.980 en Zamora; a las que se suman otras 70.850 dosis de reserva para los casos en los que sea necesario.

Etiquetas
Comentarios