Aragón
Suscríbete por 1€

Receta de pimientos asados al horno: para una cena sencilla y vitamínica

Con apenas tres ingredientes podemos conseguir un plato sabroso y nutritivo en sencillos pasos.

Pimientos lavados y listos para asar.
Pimientos lavados y listos para asar.

¿Sabías que el pimiento rojo aporta más vitamina C que frutas conocidas por ello, como la naranja o el kiwi? Según los nutricionistas, una pieza de esta hortaliza es "una bomba de vitamina C" para el organismo, pues contiene casi tres veces más (139 mg) que una naranja (50 mg).

A la hora de prepararlos, los pimientos pueden servirse crudos -en ensalada-, con un poquito de aceite y sal, rellenos o asados al horno, una opción rápida y sencilla que bien puede servir para solucionar una cena sin prescindir de un buen aporte vitamínico.

Ingredientes para hacer pimientos asados al horno (para 2 personas):

Cuatro pimientos para asar

Aceite de olivaSal gordaCómo hacer pimientos asados al horno:

1. En primer lugar, calienta el horno a unos 200ºC.

2. Mientras el horno va cogiendo temperatura, lava los pimientos y sécalos bien antes de ponerlos en la bandeja.

3. Antes de colocarlos, extiende una capa de papel de aluminio sobre la bandeja del horno.

4. Coloca los pimientos en la bandeja y añade un chorrito de aceite de oliva por encima y una pizca de sal.

5. Cuando el horno esté ya caliente, reduce la temperatura a 180º e introduce la bandeja con los pimientos para asarlos durante aproximadamente una hora y conseguir que estén tiernos.

6. Saca la bandeja del horno con cuidado y espera a que se templen los pimientos para disfrutarlos en la mesa.

A la hora de comprarlos, apuesta por combinar distintas variedades (pimientos rojos, verdes y amarillos) logrando así que el resultado en el plato sea mucho más colorido. De esta forma, la receta será también más nutritiva, ya que cada uno de ellos aporta carotenoides distintos, como el betacaroteno (precursor de la vitamina A), y distintas proporciones de vitaminas (como la C).

Otra recomendación a tener en cuenta es elegir en el mercado aquellos que tengan la piel más tersa, puesto que aguantarán mejor el horneado con un resultado mucho más sabroso y menos seco. ¿Te animas a hacerlos?

- Ver otras recetas de cocina.

Ir al suplemento de gastronomía.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión