Despliega el menú
Aragón

¿Se puede prohibir dar el pecho en espacios públicos?

Varias mujeres cuentan que no les han dejado amamantar en piscinas, tiendas o en el tranvía. No hay una normativa específica.

Imagen de archivo de una concentración en apoyo de la lactancia materna.
Imagen de archivo de una concentración en apoyo de la lactancia materna.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) defiende la lactancia natural "en cualquier lugar y en cualquier momento", según una campaña de sensibilización que lanzó el año pasado. Las recomendaciones de la OMS chocan con la realidad y con la falta de regulación sobre este tema. Una madre denunciaba este martes que en el Centro Natación Helios de Zaragoza no le habían dejado amamantar a su hija cuando estaba sentada cerca de la piscina. No es el único caso. Hay más mujeres que cuentan en grupos de lactancia y en las redes sociales que no les han permitido dar el pecho en espacios públicos.

"Amamantar es una necesidad para el bebé y para la madre. Es necesario asegurar el derecho fundamental de los niños y niñas a ser amamantados en cualquier lugar y momento. Por lo tanto, la lactancia materna es completamente legal en cualquier espacio público. No permitir a una mujer amamantar a su hijo en un espacio público es un acto de discriminación", afirma Belén Gimeno en el escrito que dirigió este lunes a la dirección de Helios. Un socorrista le dijo la semana pasada no podía dar el pecho junto a la piscina "porque podía contaminar el agua", y porque la normativa prohíbe comer en la zona de baño. Belén está esperando una respuesta a su escrito de protesta. "Hay un vacío legal sobre la lactancia materna en espacios públicos. Debería regularse y aclararse que es un derecho que no se puede prohibir", afirma.

¿Por seguridad o por quejas de otros usuarios?

Otra madre zaragozana, Marta Estabén, vivió una situación similar la semana pasada en el Stadium Casablanca. "Estaba sentada en el bordillo de la piscina dando el pecho a mi hijo pequeño, mientras mi otro hijo se bañaba. Cuando terminé la toma vino una socorrista y me dijo que se habían quejado varios socios y que ahí no podía dar el pecho. Hasta ahora nunca había tenido ningún problema con la lactancia en el Stadium ni en otro lugar. No hay ninguna norma sobre la lactancia en espacios públicos. Tal vez debería especificarse para que quede claro que es un derecho", afirma Marta.

Desde el Stadium Casablanca explican que se le dijo eso a la madre porque era "arriesgado" dar el pecho al borde de la piscina. "No tenemos ninguna normativa específica sobre lactancia materna. Las madres pueden dar el pecho en el Stadium y lo hacen habitualmente en distintos espacios", aseguran desde el centro deportivo.

La normativa de las piscinas municipales de Zaragoza tampoco dice nada concreto sobre la lactancia materna. "En las piscinas municipales se permite dar el pecho. No ha habido quejas por este tema", apunta el coordinador de los socorristas, Javier Sanz.

A dar el pecho al vestuario

Otra mujer cuenta que el mes pasado le dijeron en una tienda de ropa de una gran cadena que no podía dar el pecho y que debía entrar a uno de los vestuarios. "Estaba dando el pecho a mi hijo en un rincón apartado de las escaleras de la zona infantil. Una dependienta me dijo que ahí no estaba permitido, que tenía que hacer fila y entrar a los cambiadores. Había mucha gente esperando, mi hijo lloraba y me fui. La lactancia materna es a demanda, no se le puede decir a un bebé que tiene que esperar para tomar el pecho", se lamenta.

Otra madre zaragozana cuenta una situación que vivió hace un año: "Iba en el tranvía dándole teta a mi hijo. Un vigilante del tranvía se me acercó y me dijo que ahí no podía porque era peligroso, que debía bajarme y dar el pecho en una estación. Me negué y seguí amamantando a mi hijo", cuenta Alicia Abenia. "El reglamento de viajeros del tranvía no prohíbe dar el pecho. No hemos tenido ninguna reclamación por este tema", señalan desde la empresa.

Prejuicios y falta de información

"La lactancia materna está cada vez más extendida y aceptada socialmente, pero tristemente aún hay incidentes fruto de la desinformación y los prejuicios. Las mujeres tienen que poder dar el pecho en cualquier sitio, donde y cuando quieran. La leche materna es el mejor alimento para los bebés. Y es mucho más que comida: es alimento emocional, una forma de dar cariño", afirma María Ángeles Checa, matrona del centro de salud del Arrabal y con 20 años de experiencia en grupos de promoción de lactancia materna.

María Ángeles Checa destaca que en los últimos años se han abierto salas de lactancia en centros comerciales y otros espacios. "Hay bebés y madres que están más cómodos en lugares aislados y tranquilos como las salas de lactancia. Y otras madres prefieren amamantar a sus hijos en el lugar en el que se encuentren, como una piscina, un parque, un museo, por la calle. La lactancia materna es natural y normal. Hay que apoyar a todas las mujeres y facilitar la lactancia materna en todas las situaciones", señala.

En otras comunidades autónomas, como País Vasco o Comunidad Valenciana, sí se recoge explícitamente en leyes o o decretos autonómicos el derecho a amamantar en público. "Hay comunidades autónomas más activas en la protección de la lactancia. Tal vez en Aragón también debería regularse y protegerse más", apunta esta matrona.

Etiquetas
Comentarios