Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

PSOE y Podemos miden sus fuerzas

Las dos candidaturas de izquierdas presentaron ayer en Zaragoza a sus representantes como los adalides del cambio y no tardaron en lanzar críticas y advertencias.

El PSOE se presentó bajo 'El alma del Ebro', en la Expo, para reafirmar su compromiso con la defensa del agua.
PSOE y Podemos miden sus fuerzas
José Miguel Marco

Las dos principales candidaturas de izquierdas que se presentan a la cita electoral del 26-J en Aragón, PSOE y Unidos Podemos, presentaron ayer en Zaragoza a los hombres y mujeres que durante la campaña recorrerán el territorio como los adalides del cambio. Ambas hicieron guiños al pacto, pusieron como objetivo desalojar al PP del Gobierno central y prometieron una campaña en positivo, "didáctica y de propuestas", pero el líder socialista, Javier Lambán, no pudo resistirse y lanzó ya críticas a diestro y siniestro: al PP por ser un partido "emisor de desigualdades y corrupción" al que se debe desalojar y a Podemos por imponer candidatos "a dedo" desde Madrid.

El mayor despliegue lo hicieron los socialistas, quienes convocaron simbólicamente a sus candidatos a los pies de la escultura del Alma del Ebro, en la Expo, para firmar el "compromiso socialista con Aragón" y presentarlos como los defensores de los intereses de su tierra. Todos repiten, por lo que no había caras nuevas, ni tampoco una agenda política muy distinta a la de los últimos años: la exigencia de un sistema de financiación justo con Aragón, el cumplimiento del Estatuto, las inversiones pendientes o la defensa de la reserva hídrica del Ebro.

Una hora después, le llegó el turno a Unidos Podemos, que en la sede de la formación morada presentó a su último fichaje, la veterana periodista Rosa María Artal, que acompañará como número dos al Congreso al cabeza de lista, Pedro Arrojo. Los dos comparecieron junto al líder de Podemos-Aragón, Pablo Echenique, quien se mostró convencido de las "posibilidades de ser primera fuerza" tanto en España como en Aragón. Aquí, dijo, aspiran a duplicar representación, de forma que a los dos diputados por Huesca y Zaragoza que lograron en diciembre se sumarían otros dos por Teruel y Zaragoza que restarían al PP. "Es difícil, pero vamos a dejarnos la piel", dijo.

Los socialistas garantizaron que durante toda la legislatura defenderán su compromiso con su tierra hasta donde haga falta, para lo que Lambán recordó el desmarque que los diputados aragoneses ya hicieron de su grupo en el Congreso a la hora de defender los intereses hídricos de Aragón frente a los de Cataluña.

El líder socialista puso en contraposición la "honestidad y el compromiso" de sus compañeros con el PP, partido del que, recordó, un juez acaba de fijar una fianza millonaria como "responsable subsidiario de blanqueo, delito electoral y organización criminal". Lo dijo antes de señalar que su partido iba a hacer una campaña "en positivo", "sin descalificaciones".

En el acto, tomaron la palabra los cabeza de lista por Zaragoza (Susana Sumelzo), Huesca (Gonzalo Palacín) y Teruel (Ignacio Urquizu). La primera reconoció que el cambio "no es patrimonio exclusivo del PSOE", pero advirtió de que sin el partido "no habrá cambio en este país" ni un gobierno "progresista, reformista y limpio". Por su parte, Palacín instó a acudir de forma "masiva" a las urnas para hacer posible el cambio y Urquizu pidió que no se olviden los últimos cuatro años del Gobierno del PP.

Al cambio y a las alianzas también se refirió Echenique, que conminó al PSOE a aclarar con quién quiere pactar, dado que no se prevé una mayoría absoluta y va a ejercer de "árbitro" el día después de las elecciones. Frente a las críticas socialistas, dijo que ellos se centrarán en explicar su programa y advirtió de que apelar a las "bajar pasiones" es "poco inteligente" y señalar que los ciudadanos han madurado y no responden a la estrategia del miedo.

Echenique defendió el fichaje a dedo de Artal como independiente e incidió en que esto no vulnera las consultas abiertas de la militancia. Dijo que estaba "encantado" de que Arrojo repitiera, al igual de que una "aragonesa universal" se sume al proyecto.

El catedrático y ecologista dejó bien claro que los socialistas no van a ser sus "enemigos" sino las políticas del PP. Defendió que en esta segunda vuelta electoral, la alianza con IU hace "más creíble y viable" un cambio político al que instó a sumarse al PSOE.

Por su parte, Artal confesó que dudó en aceptar integrarse en la lista cuando se lo ofreció Echenique, pero que las "cosas terribles" que están pasado en España le llevaron finalmente a aceptar para intentar cambiarlas. "Hay personas de diferentes ideologías y el hecho de unirse con IU me parecía tremendamente positivo, a pesar de todas las diferencias que había, porque ese es el camino", manifestó.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión