Opinión
Suscríbete
Por
  • Eva Cosculluela

Vacuna contra la nostalgia

'El Marqués'
'El Marqués'
Mediaset

La nostalgia ya no es lo que era. Tomo prestada la afirmación a Simone Signoret para responder a estas voces nacidas en el cambio de siglo que aseguran con convicción que sus padres vivían mejor que ellos hoy. 

Pienso en cómo era el país supuestamente mejor que el de ahora en el que crecimos los padres de esa generación mientras veo ‘Pacto de silencio’, el documental sobre el juicio por la desaparición de Santiago Corella, el Nani, en 1988, y otros dos casos de corrupción policial. En esa época tan idealizada por algunos, quienes debían velar por la seguridad de los ciudadanos se pasaban por el forro el Estado de derecho y cualquier garantía constitucional: existía una mafia policial que vejaba y torturaba, que aplicaba la ley antiterrorista a delincuentes comunes y que llegó a organizar atracos a joyerías y asesinar después a los delincuentes a quienes se los habían encargado.

También me lleva a una España muy negra el documental sobre el crimen de Los Galindos —del que se ha hecho una serie, ‘El marqués’, con el magnífico Víctor Clavijo—, que cuenta el asesinato de cinco personas en un cortijo de Sevilla en 1975 que quedó sin resolver, en un proceso lleno de irregularidades en el que tuvo mucha influencia la clase social y los títulos nobiliarios del dueño del cortijo, marqués y grande de España.

El país en el que crecimos los nacidos en los setenta no es sólo aquel en el que con esfuerzo podías comprar un piso, los niños jugaban en la calle o los trabajos duraban para siempre. Pensar en la España que retratan estos documentales es el mejor antídoto contra esa nostalgia incomprensible.

Eva Cosculluela es librera

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión