Opinión
Suscríbete por 1€

Opinión

Un lustro frustrante

Por
  • Editorial
Contenido exclusivoOPINIÓNACTUALIZADA 04/10/2022 A LAS 05:00
Manifestantes con pancartas contra el presidente catalán Pere Aragonès
Manifestantes con pancartas contra el presidente catalán Pere Aragonès
Efe

Cataluña ha vivido el quinto aniversario del pseudorreferéndum ilegal del 1-O en un clima tenso por la pugna por el poder entre los dos principales partidos independentistas, ERC y Junts, y por la crispación en la calle. Mientras tanto la Comunidad no logra recuperar ni el peso económico que perdió por la inestabilidad que generaron el prófugo Puigdemont y sus adláteres, ni el atractivo internacional que había logrado gracias a los Juegos Olímpicos que España organizó en Barcelona en 1992. El secesionismo sigue perdiendo fuelle, mientras sus líderes se disputan los sillones de la Generalitat ante una ciudadanía, cada día más desencantada, que ve cómo sus problemas diarios no merecen ninguna atención de sus representantes electos.

Junts ha apostado por plantear una pregunta directa a su militancia en una consulta interna que podría suponer la salida de esta formación del ‘Govern’. Si ocurre de ese modo, romperán su endeble alianza gubernamental los dos partidos que llevaron a Cataluña al borde de la ruptura y a una incuestionable decadencia económica y social. Solo el tiempo dirá qué ocurre después, pero lo que ya es seguro es que una de las comunidades más ricas de España no puede seguir dando bandazos estériles.

Lo más inquietante es que Esquerra, un partido que tiene el debilitamiento del Estado español como objetivo existencial, sigue fuerte. Los ciudadanos deberán decidir en las urnas si quieren seguir por estos derroteros de inestabilidad u optan por fin por conformar mayorías constitucionalistas. Cinco años de gobierno de las fuerzas independentistas, después del desatino del 1-O, solo dejan un indigno espectáculo de enfrentamiento entre ellas y un abandono total de sus responsabilidades como gobernantes, a pesar de la complejidad de la actual coyuntura económica e internacional.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión