Opinión
Suscríbete por 1€

Opinión

Tesón contra el fuego

Por
  • Editorial
Contenido exclusivoOPINIÓNACTUALIZADA 16/08/2022 A LAS 05:00
Tercer día de incendio en el Moncayo
Tercer día de incendio en el Moncayo
José Miguel Marco

El extraordinario esfuerzo de muchas personas está consiguiendo hacer frente a los voraces incendios que este año se están generando en Aragón. El titánico empeño de los habitantes de los pueblos amenazados, de los bomberos, de las patrullas forestales, de la UME, de la Guardia Civil, de las tripulaciones de las aeronaves y de muchos voluntarios pone coto al fuego devastador. Se está viendo en todos los siniestros y especialmente estos días en las estribaciones del sureste del Moncayo. Su labor es proverbial, pero no debe fiarse a su valeroso celo la lucha contra la quema del monte y de los pueblos. Los gobernantes y las administraciones deben desarrollar en invierno políticas de prevención que darán su fruto en verano: urge una gestión global de los hábitats basándose en los conocimientos científicos y en la multifuncionalidad de los ecosistemas.

La lucha contra los incendios exige anticipación. Se ha dicho hasta la saciedad que la clave es la prevención, pero las prioridades políticas cambian en cuanto se pasa de la estación más cálida a las frías. Por ello hay que insistir en que para que no vuelva a crecer la superficie quemada, como va a ocurrir este año, es necesario anticiparse a los efectos más devastadores del fuego minimizando el riesgo y la vulnerabilidad de los sistemas naturales. Para lograrlo parece especialmente útil la recuperación de la población y de los trabajos del campo en las zonas donde la demografía se ha desplomado. También es preciso mejorar la gestión forestal.

El envejecimiento y la despoblación del medio rural es una constante en Aragón desde hace medio siglo. Una de las consecuencias de esta tendencia es el abandono agrario y la densificación del bosque. Donde antes había terrenos que se aprovechaban a través de la actividad forestal, la agricultura y la ganadería, ahora hay espacios cada vez más vulnerables al fuego.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión