Opinión
Suscríbete por 1€

Opinión

El Gobierno y el COE marginan a Aragón

Por
  • EDITORIAL
Contenido exclusivoOPINIÓNACTUALIZADA 02/04/2022 A LAS 05:00
Vista de los Pirineos.
Vista de los Pirineos.
Fernando Paúles / HERALDO

El Gobierno central y el Comité Olímpico Español (COE) han asumido los criterios de la Generalitat y han validado una propuesta técnica para los Juegos de Invierno 2030 a pesar de que contaba con el rechazo frontal de la DGA, que desde hace días había denunciado que el reparto de pruebas estaba muy desequilibrado. De hecho, el Pignatelli había anunciado que en los próximos días presentará su alternativa con criterios de reparto más equitativos. Desde el primer momento, los gobernantes independentistas catalanes han maniobrado torticeramente para impedir que la candidatura sea un auténtico proyecto de país, de España, y supeditarla a sus intereses políticos. No sorprende porque esa ha sido su tónica desde hace más de una década. Lo que resulta absolutamente inaceptable es que la Moncloa y el COE los respalden para que sigan adelante con sus propósitos, que van en contra de los intereses de Aragón y del conjunto del país. Es responsabilidad de Pedro Sánchez que se elabore una candidatura conjunta, equilibrada y en pie de igualdad. A eso se comprometió públicamente hace siete meses en Zaragoza.

El COE ha informado en un comunicado de que se ha «validado» la propuesta de reparto de pruebas «presentada, debatida y acordada por la comisión técnica», que asigna disciplinas a los tres valles del Pirineo catalán y solo a Candanchú en Aragón. Los representantes de la DGA no han estado ni están de acuerdo con este plan porque relega las instalaciones aragonesas a un segundo plano totalmente impropio de una región que cuenta con las mayores cimas del Pirineo, unas magníficas estaciones de esquí y una larga tradición en los deportes de invierno. Este desacuerdo estaba muy claro antes de la reunión celebrada ayer en Madrid y ya estaba programada la presentación de otra propuesta más equilibrada, que incluirá disciplinas en Candanchú, Formigal y Cerler. Cabe preguntarse por qué el presidente del COE, Alejandro Blanco, no ha puesto ni el más mínimo interés en conocer la alternativa aragonesa a pesar de que su obligación es elaborar una candidatura conjunta y de país. ¿Cómo piensa ganar los Juegos 2030 para España si ni siquiera es capaz de frenar la voracidad de la Generalitat, que pretende acaparar la organización de la mayoría de las pruebas?

Aragón reclama que Pedro Sánchez cumpla con su palabra. ‘Pacta sunt servanda’ (los pactos deben cumplirse). Fue él quien se comprometió en septiembre del año pasado a que la candidatura sea «en pie de igualdad». Por eso el presidente Lambán, con toda la razón, exige respeto y reclama a la organización olímpica que preside Blanco que aclare «si defiende a España o solo a Cataluña».

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión