Opinión
Suscríbete por 1€

página 2

Revive el furor nacionalista

Contenido exclusivoOPINIÓNACTUALIZADA 29/03/2022 A LAS 05:00
Revive el furor nacionalista.
Revive el furor nacionalista.
Pixabay

En los años noventa se proclamó el final de las ideologías (Fukuyama), pero tres décadas después la pugna ideológica ha vuelto. 

La supuesta victoria del liberalismo sobre el autoritarismo se ha transformado en incertidumbre global. Pandemias, recesiones económicas, crisis medioambientales y guerras multiplican el sentimiento de vulnerabilidad individual. La respuesta de la ciudadanía es con frecuencia una vuelta al nacionalismo.

La hiperglobalización de las últimas décadas está dejando paso a manifestaciones ultranacionalistas. La más agresiva, la de Putin, que ha hecho de Rusia un país regido por un fascismo ortodoxo-eslavo. Ahora intenta invadir Ucrania aupado sobre la ideología del etnonacionalismo. Pero, al mismo tiempo, el Kremlin ha hecho más para fomentar la nacionalidad ucraniana que cualquiera en Occidente. Y China, la otra gran autocracia, también opera con las ideas del nacionalismo étnico: todos los chinos forman parte de la misma nación y la separación de Taiwán es un accidente de la historia que debe repararse.

Este auge nacionalista, que tuvo su precedente en el ‘América, primero’ de Trump y el ‘brexit’, es la antítesis del experimento europeo que, tras las dos guerras mundiales, integró a sus Estados nación en la UE, en parte para limitar el nacionalismo agresivo. Por eso, tras el conflicto de Ucrania late también el choque entre el concepto de nación de Putin, autocrático y étnico, y la idea occidental de un Estado multicultural construido sobre la responsabilidad cívica, el imperio de la ley y los derechos individuales

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión