Opinión
Suscríbete por 1€

Opinión

Ucrania, el drama humanitario

Por
  • Editorial
Contenido exclusivoOPINIÓNACTUALIZADA 27/03/2022 A LAS 05:00
Refugiados ucranianos, en Medyka, en la frontera con Polonia.
Ucrania, el drama humanitario.
Fabrizio Bensch/Reuters

La brutalidad y la sinrazón impuestas por Rusia confirman su rechazo a la diplomacia y el diálogo mientras señalan que la guerra y la muerte son las cartas con las que Putin pretende moverse en el tablero internacional. 

Ucrania, que no es solo un drama humanitario de enormes proporciones, sino el inicio de un nuevo modelo de equilibrios internacionales, fija sobre la Unión Europea y Occidente la obligación de establecer un sólida defensa de sus fronteras. La guerra en Ucrania, que ha desatado una ola extraordinaria de solidaridad en toda Europa, exige el sostenimiento de un esfuerzo económico que garantice la acogida de los millones de desplazados que huyen de la contienda.

Mientras las tropas rusas han asegurado que los primeros objetivos de esta guerra ya se han cumplido y que su voluntad pasa ahora por controlar la región del Donbás –una clara confirmación de que el ejército ucraniano está ofreciendo una férrea resistencia frente al invasor–, Europa continúa sosteniendo una extraordinaria ola de solidaridad con los millones de desplazados y con aquellos que no han querido o logrado salir del país. De muy diversas formas, instituciones y particulares se han sentido concernidos por un drama humanitario que emocionalmente se encuentra mucho más próximo de lo reflejado en los mapas y que, además, se ha visto acompañado por las inmediatas sanciones que aplicaron los países de la UE. Ucrania se ha convertido en una referencia constante y muy presente en la vida de millones de europeos, que observan cómo también se está construyendo un nuevo equilibrio internacional que condicionará las relaciones con Rusia. Tratar de que Ucrania permanezca, tanto intelectual como emocionalmente próxima a Europa, gracias a la solidaridad, es el mejor camino para sentar las bases de un futuro compartido.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión