Opinión
Suscríbete por 1€

Opinión

Hay que hacer caja

Contenido exclusivoOPINIÓNACTUALIZADA 19/03/2022 A LAS 05:00
Imagen de archivo.
Hay que hacer caja
PIXABAY

Hace unos días, Núñez Feijóo cometió el error de decir que el Gobierno de España se está forrando con el impuesto de hidrocarburos, impuesto especial compartido entre el Estado y las comunidades autónomas. 

El IVA también es un impuesto estatal cedido parcialmente, aunque mientras el IVA se comparte al 50%, en el impuesto sobre hidrocarburos, al igual que sucede con el tabaco y el alcohol (también impuestos especiales), el 58% de lo recaudado se lo llevan las comunidades autónomas y, el Estado, el 42% restante. Por tanto, aunque fuera admisible esa expresión, no ayuda nada a la concienciación sobre la necesaria fiscalidad.

España necesita políticos más serios para explicar a los ciudadanos la importancia de los impuestos en un Estado de bienestar. Y nadie debería olvidar el principio constitucional de que todos debemos contribuir al sostenimiento de los gastos públicos de acuerdo con la capacidad económica.

Si todos supiéramos que el coste medio de un paciente hospitalizado supera los 5.000 euros. Que una intervención con prótesis de cadera puede costar más de 8.000 euros. Que una operación de cataratas parte de 1.500. Que un ingreso en la UCI con ventilación mecánica puede llegar a más de 100.000 euros. Que el gasto farmacéutico en Aragón supone más de 300 millones y en España más de 10.000 millones. Que por un kilómetro de autovía se puede pagar más de 8.000. Que un puesto escolar en España puede suponer desde 6.000 euros en infantil hasta más de 8.000 en bachillerato. Que…

Si además de lo anterior se recordara y fuéramos conscientes de que España tiene muchos menos ingresos por impuestos que Italia, Francia, Alemania, Bélgica, Países Bajos, Suecia, Dinamarca o Luxemburgo. Y si tuviéramos siempre en cuenta que necesitamos y queremos más recursos para investigación contra el cáncer y otras enfermedades, más profesionales para sanidad y educación, más líneas AVE, mejores pensiones, más subvenciones y, ahora, más gastos en defensa. Y si, quien más quien menos pide ayudas para sus negocios y hasta algunos siempre quieren, al margen de las circunstancias y necesidades del momento, que se bajen los impuestos (que también tiene un precio) el problema está servido. Con insuficientes ingresos no hay recursos para todo. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión