Opinión
Suscríbete por 1€

Opinión

Sanciones contra Rusia

Por
  • Editorial
Contenido exclusivoOPINIÓNACTUALIZADA 27/02/2022 A LAS 05:00
La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el vicepresidente responsable de Política Exterior, Josep Borrell, realizan una rueda de prensa en conjunto sobre el ataque de Rusia contra Ucrania.
Sanciones contra Rusia
Reuters

Estados Unidos y la Unión Europea han preparado un conjunto de sanciones contra Rusia y contra Putin que, aunque no han disuadido al dictador del Kremlin de invadir Ucrania, deberían conseguir que su violación del derecho internacional le salga cara, frenando su temeridad. 

Pero no está claro cuál será el efecto real de esas sanciones. Y, en todo caso, Occidente debe estar preparado para posibles represalias y para efectos secundarios sobre su propia economía.

Responder con medios militares a la agresión rusa en Ucrania supondría una larga y sangrienta guerra entre Rusia y la OTAN y situaría al mundo al borde de un holocausto nuclear. Pero las democracias no pueden permitir que el ataque quede impune y utilizarán como castigo medidas que socaven la capacidad económica del régimen ruso y el patrimonio de Putin y de su círculo de poder. El conjunto de sanciones que Estados Unidos y la Unión Europea han preparado es mucho más drástico y complejo que el aplicado en 2014, cuando la anexión de Crimea, y afectará sobre todo al sistema financiero. Sin embargo, Moscú dispone de una enorme reserva de divisas y puede contar con el apoyo de China para asegurar sus transacciones económicas, así que habrá que comprobar si el efecto real es tan debilitante para el funcionamiento de la economía como se espera. Por otra parte, las sanciones no tocarán en principio las exportaciones de petróleo, gas y materias primas que son la base de la economía rusa, pero de las que depende también el bienestar de Occidente, lo que supone una seria limitación. Es muy posible además que Rusia responda con represalias en el mismo terreno, o con ciberataques, lo que pondrá a prueba la unidad de las potencias occidentales y su capacidad de resistencia. Estamos ante un enfrentamiento que será largo, y para el que hay que prepararse política y económicamente de manera que las posibles secuelas se minimicen.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión