Opinión
Suscríbete por 1€

Opinión

Dos gallos y un corral

Contenido exclusivoOPINIÓNACTUALIZADA 20/02/2022 A LAS 05:00
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.
Europa Press

No es preciso elegir el florete para este combate.

 Nada de semejanzas ni metáforas con Shakespeare. Ni esto es Macbeth ni el Rey Lear. Aquí hay un corral y dos gallos. Nada más. Del torrente de disparates y diatribas, de las quejas surgidas de las profundidades abisales del alma herida, es mejor pasar de largo. En cada corral manda un gallo, como siempre ha sucedido en la política española. El problema reside en que los dos protagonistas no saben disimular. Entre la inexperiencia y el empuje que emanan de la juventud de ambos, han querido convertir un problema de liderazgo en un duelo nacional. Pero acaso no da para tanto. Tal vez, la consecuencia menos discutible sea que el Partido Popular necesita con urgencia un nuevo líder que ya ha quedado claro que no pueden personificar ninguno de los dos. Una le quita importancia a un cobro de comisiones, como si contratar de manera recurrente con la Administración que lidera un familiar tuyo no fuera motivo para sacar la tarjeta roja. Y el otro responde con el ruido y la furia que se dedican habitualmente al adversario ideológico, no a tu supuesto amigo y compañero de partido. Un bochorno escenificado a través de los medios de comunicación, que siguen recogiendo las vísceras de una batalla ridícula. Ni el PP está acabado después de este sainete -por favor, nada de tragedias- ni quizá habría que dedicarle más tiempo del necesario a esta ‘performance’ evitable. Como sigan así, corremos el riesgo de no enterarnos mientras nos cuelan el enésimo impuesto. Y eso sí sería grave.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión