Opinión
Suscríbete

Opinión

Las tareas del año que comienza

Por
  • EDITORIAL
OPINIÓNACTUALIZADA 09/01/2022 A LAS 05:00
El edificio Pignatelli, sede del Gobierno de Aragón.
El edificio Pignatelli, sede del Gobierno de Aragón.
Guillermo Mestre

Hay que confiar en que, a pesar de la séptima ola del virus, el año que comienza dejará espacio para que la política aragonesa no esté tan condicionada por la pandemia

Las consejerías preparan planes inversores, administrativos y legislativos para 2022, que además es año preelectoral, lo que pondrá a prueba tanto la solidez del cuatripartito como el necesario clima de colaboración entre administraciones. Aragón y los aragoneses, empezando por los responsables políticos, tienen que empezar a mirar más allá de las urgencias de la covid.

En esa mirada más allá de la pandemia, Aragón parte con algunos factores favorables. Es positivo comenzar el año con el correspondiente Presupuesto ya aprobado, aunque puedan caber dudas sobre su cumplimiento final. También hay que contar con la incorporación de fondos europeos, así como las importantes inversiones privadas que ya están en marcha, como los centros de datos de Amazon, el complejo de Bon Àrea en Épila, la nueva factoría de Becton Dickinson, la ampliación de Certest y el desarrollo de las energías renovables. Pero en el aspecto económico habrá que estar muy pendientes de la nueva financiación autonómica, que es una de las grandes batallas, nada fácil, que tendrá que librar el Gobierno aragonés, así como de las infraestructuras que el Estado tiene pendientes de completar en nuestro territorio. También la mejora de los servicios públicos y la atención a las necesidades sociales deben tener una atención preferente. De manera que las consejerías tienen que desarrollar un trabajo en 2022 que apunte a resolver problemas y satisfacer necesidades de los ciudadanos. Y pensando que, tanto los partidos del Gobierno como los de la oposición, tendrán que rendir cuentas en las urnas en poco más de un año. El acercamiento a la cita electoral siempre suscita movimientos y tensiones entre las formaciones políticas, pero los dirigentes no deben olvidar que la ciudadanía valora especialmente la estabilidad y la buena gestión.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión