Opinión
Suscríbete

Opinión

Cartas al director de HERALDO: Frenar el cambio climático es posible

Por
  • Cartas al director
OPINIÓNACTUALIZADA 26/12/2021 A LAS 05:00
Varias personas protestan en Glasgow ante la falta de compromisos de los gobiernos
Frenar el cambio climático es posible.
RUSSELL CHEYNE

Frenar el cambio climático es posible

Pretender que el cambio climático no es real, no hará que desaparezca" (Leonardo di Caprio). 

El calentamiento global es uno de los problemas más importantes de este siglo. Se viene observando hace tiempo, aunque muchas personas no lo querían asumir. El aumento de temperaturas trae cambios en ecosistemas, fenómenos meteorológicos extremos, extinción de especies, etc. Están cambiando los patrones climáticos y alterando el equilibrio en la naturaleza. Ya en el Acuerdo de París (2015) se dieron una serie de normas a tomar limitando las emisiones de efecto invernadero. Algo se ha avanzado, pero queda mucho por hacer. Precisamente países como China (responsable del 31% de carbonos mundiales), la India (7%), Estados Unidos (12%) y Rusia (10%) son los países que mayor aumento de combustibles fósiles han experimentado en 2021, según el informe del Proyecto Global del Carbono. "El hombre está destruyendo su propio hogar, sin lamentar las consecuencias que les dejará a las futuras generaciones". En la Cumbre del Cambio Climático COP26 de Glasgow, el mensaje que ha llegado a los ciudadanos ha sido insuficiente. No se ha fijado una fecha para el abandono de las energías que provocan el calentamiento global, evitar el calentamiento de la Tierra a 1,5 grados como se acordó en París, etc. "No hay duda de que el cambio climático está ocurriendo; el único punto discutible es qué papel los seres humanos están teniendo en él" (David Attenborough). "La emergencia climática es una carrera que estamos perdiendo, pero es una carrera que podemos ganar. La crisis climática está causada por nosotros y las soluciones deben venir de nosotros. Tenemos las herramientas, la tecnología está en nuestro lado". (António Guterres, secretario general de la ONU).

Francisco Javier Fernández-Giro Domec. Zaragoza

El puente de Purroy

Durante la fuerte crecida del Ebro en la provincia de Zaragoza, el presidente Javier Lambán, los alcaldes ribereños y los agricultores afectados quedaron de acuerdo en la urgente necesidad de limpiar el río. Eso mismo estamos esperando los vecinos de Purroy para que limpien el cauce del Jalón a su paso por la localidad. El puente que lo cruza tiene tres ojos y dos están obstruidos con unos tres metros de altura de sedimentos de piedra y tierra que impiden el paso del agua y, cuando viene una crecida, hacen de escudo con lo que el agua vuelve hacia atrás y anega campos y casas. No será por no advertir que lo limpien a la CHE. Que nadie diga que no se avisó.

Santiago Gimeno Val. Purroy de Jalón (Zaragoza)

Las virtudes de escribir a mano

Pese al gran número de ordenadores portátiles a nuestra disposición hoy día, una reciente investigación estadounidense ha recomendado a los estudiantes que tomen sus notas y apuntes mediante la tradicional escritura a mano. Dichos expertos han asegurado que el aprendizaje por este sistema manual es mayor que por las pantallas, ya que no solo favorece la comprensión y la memoria sino que al mismo tiempo obliga a sintetizar y a reorganizar la información acumulada. Cierto resulta que los diferentes sistemas educativos implantados durante los últimos decenios, aunque con buena intención, han contribuido a confundir el esfuerzo con el capricho, cuando en la pura y dura realidad deberíamos luchar denodadamente y no rendirnos nunca por lo que anhelamos, aun estando ese camino no exento de obstáculos. Y es que ha quedado demostrado que el mero deseo de aprender no es suficiente y que no hay nadie brillante y talentoso en el globo terráqueo que no tenga detrás de sí muchas horas de concienzudo entrenamiento.

Jimena Sánchez Calderón. Zaragoza

‘Plogging’ en Valdespartera

El 24 de octubre, Medioambiente Distrito Sur organizó una batida de limpieza en el pinar de la calle Belle Époque en Valdespartera. Me pareció una buena idea y me apunté con un matrimonio amigo y sus dos hijas. Pensaba que íbamos a ser muchos más, pero nosotros cinco representábamos el cincuenta por ciento de los asistentes. Se trataba de llevar bolsas de basura y que cada uno recogiera un tipo de desecho: papel, plástico, vidrio, resto, etc. En Europa ya se organizan planes similares, como el ‘plogging’, nacido en Suecia, que se ha extendido por toda Europa y cuya finalidad es hacer deporte mientras limpias la ‘basuraleza’. Fue una mañana muy entretenida y al final habíamos llenado unas cuantas bolsas cuya recogida ya había sido organizada con los servicios de limpieza. Hubo algo que me llamó mucho la atención: recogimos muchos tipos de basura pero nunca pensé encontrarme con excrementos de perro metidos en bolsas de plástico. No uno ni dos, sino decenas. El absurdo del absurdo… Si estamos en un pinar quizá sea mejor buscar un lugar discreto para que tu perro haga sus necesidades, porque los desechos caninos son biodegradables. Y si se decide usar una bolsa, habrá que buscar una papelera para deshacerte de ella y evitar así la triste visión de una bolsa de plástico en mitad del campo.

Virginia Montañés Nicolás. Zaragoza

Humanidades y libertad

La novedosa Ley de Educación me deja ojiplático. La reducción drástica de contenidos y del nivel de exigencia contrasta con la potenciación en asuntos tan discutibles como la inteligencia emocional, la igualdad transgénero, la empatía y el buenismo. La mayoría de la gente medianamente informada sabe que vivimos en un mundo maravilloso pero a la vez hostil; y nuestros hijos tienen que estar preparados para ello. Filosofía, Latín, Literatura, Arte, Religión, todas estas bellas asignaturas tan importantes antaño parece que no gozan de buena salud hogaño. Todas ellas, las humanidades, pero sobre todo la Filosofía, nos enseñaban a pensar, a discernir, a tener opinión propia, veraz, sobre los asuntos importantes del mundo y el alma. Lenta pero inexorablemente los planes educativos de los sucesivos partidos políticos las han ido cercenando, restándoles horas lectivas, dejándolas amputadas de sus partes vitales, transformándolas en meros panfletos. Voces de expertos, eruditos y académicos, de todos los colores y sabores, han puesto ante esta reducción lectiva el grito en el cielo, comentando alarmados que es una barbaridad, mientras nuestros representantes hacen de su capa un sayo en beneficio de las circunstancias y de sus intereses partidistas. Si los padres queremos que nuestros hijos tengan pensamientos propios y no sean meros autómatas, que, como dice la canción de Roberto Carlos, "pisen firmes, canten alto, sonrían Libres", tenemos que defender y proteger las humanidades.

Miguel Romanos Mur. Zaragoza

Las cartas al director no deben exceder de 20 líneas (1.500 caracteres) y han de incluir la identificación completa del autor (nombre, apellidos, DNI, dirección y teléfono). HERALDO se reserva el derecho de extractarlas y publicarlas debidamente firmadas.

cartas@heraldo.es

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión